DeSean Jackson
Mitchell Leff/Getty Images
10 julio, 2020
Azteca Deportes
Ritual NFL

Caso DeSean Jackson en NFL

Pasan los años y sigue ocurriendo: La falta de empatía o la desinformación sigue polarizando a la sociedad y el deporte no es la excepción.

La historia sirve para una cosa (bueno para muchas sin embargo a grandes rasgos), aprender de los aciertos pero sobre todo de los errores. Facilitarnos el camino en aras del progreso y evitar cometer los mismos tropiezos que en antaño, proceso de aprendizaje que ha costado vidas y ha hecho sufrir a una comunidad. Bueno si eres una persona funcional, ahí radica su lógica, en no hacer lo mismo ni recorrer el mismo camino.

  Esta es la historia:
El lunes 6 de julio del 2020 a través de redes sociales DeSean Jackson, receptor de las ´Águilas de Filadelfia pública lo siguiente:

“[white Jews] will blackmail America. [They] will extort America, their plan for world domination won’t work if the Negroes know who they were.”

Esta es la traducción:

“[Los judíos blancos] chantajearán a Estados Unidos. [Ellos] extorsionarán a Estados Unidos, su plan para dominar el mundo no funcionará si los negros saben quiénes eran “

Pero ahí no quedó la cosa, siguió con sus publicaciones citando al líder de la Nación del Islam, Louis Farrakhan, que tiene una larga historia en hacer comentarios considerados antisemitas.

Las reacciones por supuesto no se hicieron esperar en una etapa en que la NFL, “toda la liga” quiere erradicar de raíz la segregación. Lo primero fue la organización a la que pertenece, las águilas a través de un comunicado condonaron enfáticamente la declaración en redes personales del jugador y anunciaron tomarían medidas.

Jackson al final argumenta que se sacaron de contexto sus declaraciones y que lo único que busca es la “equidad”. Todo mundo tiene derecho a opinar y tener una postura frente a un tema; lo que no puede ocurrir es que ante esa libertad mengue a alguien más y se incite desde una posición privilegiada a tomar acciones.

Increíble que siga pasando en el 2020 pero es real, la falta de empatía o la desinformación han provocado una vez más que el eco de un comentario sin sustento fáctico provoque polarizar a una sociedad que está dividida. Sin embargo Julian Edelman, al paso de la semana, publicó en sus redes sociales una invitación a DeSean demostrando el camino que rompa la hostilidad.

Edelman publicó: “como receptores en la NFL debemos tendernos una mano y esta es mi propuesta”

Edelman
captura instagram

Muchas gente me ha preguntado acerca de los posteos de DeSean Jackson, y quise tomarme tiempo antes de responder por las complicaciones del tema y quise ser reflexivo.

Anoté algo de las cosas que pensé:

He visto a DeSean a lo largo de su carrera, sus grandes jugadas… no tengo nada más que respeto por su forma de jugar…Se que dijo algunas cosas malas pero veo una oportunidad de tener una conversación, estoy orgulloso de mis raíces judías y para mi no solo es religioso, es acerca de comunidad y también cultura.

No soy alguien típico, no me identifique como alguien judío hasta avanzada mi vida. Siempre que encontraba odio nunca sentí que estuviera dirigido a mi. Solo fue hasta que fui parte de la comunidad que aprendí lo destructivo que es odiar.

Antisemitismo es una de las formas de odio más antiguo y tiene sus raíces en la ignorancia y el miedo, recuerdo haberlo experimentado en el 2011 cuando fui llamado “kike” dentro del campo.

No hay espacio para el antisemitismo en este mundo…aunque estemos hablando de antisemitismo no quieren desviar mi atención de la importancia del movimiento la vida de afroamericanos importa (black lives matter) y lo importante que es este movimient

Creo que los afroamericanos y los judíos tienen muchas similitudes, la primer desafortunada similitud es que ambos son atacados por los ignorantes y los que odian.

Es muy difícil ver los problemas que enfrenta una comunidad cuando no eres parte de ella así que lo que necesitamos hacer es escuchar, aprender, actuar, tener esas pláticas incómodas si queremos un cambio.

Así que para conseguirlo DeSean hagamos un trato, ¿qué tal si vamos a Washington D.C. te llevo al museo del holocausto y después tu me llevas al museo de historia y cultura afroamericana.

Después vamos por unas hamburguesas y tenemos esas pláticas incómodas.

Lo que necesitamos es amor, compasión y empatía.

Cuídate.
Esta es la respuesta y el tipo de líderes que se necesitan para lograr la unificación en una liga. Donde el mensaje central sea: no importa qué credo profesas, tampoco el color de la piel, o de qué país vengas; sino que dentro del campo - en esa comunidad a lo largo de cuatro cuartos - se logre poner un ejemplo para el resto de los Estados Unidos, del mundo, donde el camino a seguir para lograr un cambio es a partir del diálogo y empatía.

Por: Eduardo Ruíz

VIDEOS