KAL|0_vrl8zmey
Maddie Meyer/Getty Images
FOXBOROUGH, MA - JANUARY 21: Tom Brady #12 of the New England Patriots holds the Lamar Hunt trophy alongside Danny Amendola #80 as he is interviewed by Jim Nantz after the AFC Championship Game against the Jacksonville Jaguars at Gillette Stadium on January 21, 2018 in Foxborough, Massachusetts. (Photo by Maddie Meyer/Getty Images)
23 enero, 2018
Azteca Deportes
Ritual NFL

Brady, el nuevo ícono del deporte estadounidense

El QB de los New England Patriots está marcando una época en la NFL y está a la altura de otros grandes deportistas norteamericanos

Ciudad de México.- Si hablamos del deporte estadounidense en conjunto, es hablar de Michael Jordan en la NBA; de Babe Ruth en las Grandes Ligas y del mismo Joe Montana en la NFL, figuras que marcaron un legado dentro y fuera de las canchas.

Es obligatorio mencionar a Michael Phelps como el atleta más condecorado en la historia, pero si solo resumimos a deportes en conjunto, es imposible dejar de lado a Tom Brady, el nuevo ícono del deporte americano. Tom Brady jugará su octavo Super Bowl en Minnesota a la edad de 40 años, siendo el QB más viejo en disputarlo.

El jugador de Nueva Inglaterra ha dominado por casi dos décadas la liga y no se prevé una curva descendente. ‘Capitán Tom’, Capitán América o el ‘Niño Regreso’ son solo algunos seudónimos para describir la historia que rodea al egresado de Michigan.

Tom Brady ha silenciado a sus detractores con anillos de campeonato y dejó atrás a una “leyenda” con el que fue comparado siempre: Joe Montana, de los 49ers, ganador de cuatro Super Bowls en la década de los 80’s y 90’s.

Brady ya es el QB más ganador en la historia con 5 Super Bowls y de ganar en Minneapolis, ocuparía en solitario el título del “jugador más ganador en la historia de la NFL”, ya que está empatado con el defensivo, Charles Haley, y comparado a las grandes estrellas, como Babe Ruth, ganador de siete Series Mundiales, el propio Bill Russell de Celtics con 11 trofeos y Jordan, con seis, Brady comienza a hacer ruido entre los “grandes”.

Sin duda, la leyenda de Brady se ha consumado en juegos de Super Bowl, pareciera una película de superhéroe por las circunstancias que se han presentado para que el QB ya sea catalogado en el nuevo ícono.

Goles de campo de último segundo de Adam Vinatieri en los Super Bowl XXXVI (34) y XXXVIII (38), una intercepción del esquinero, Malcolm Butler, en la zona de gol, a falta de segundos en el Super Bowl XLIX (49) y un milagroso regreso de Brady en el Super Bowl LI (51) tras ir perdiendo 3-28, son los grandes tesoros de una dinastía que se encuentra a un título de empatar a Steelers, como las más ganadoras en la historia, con seis.

El efecto mercadológico también ha contribuido a impulsar a Brady a convertirse en un modelo a seguir, siendo la cara más reconocida de la NFL y casado con una de las supermodelos más exitosas de los últimos años, han hecho de Brady una leyenda no solo en los emparrillados, sino una figura a nivel mundial. ¿Es en realidad Brady la nueva figura, o sigue estando lejos de la magia de Jordan con los Chicago Bulls y sus encestes de último segundo?