Young student torturing of school bullying
23 marzo, 2020
A Quien Corresponda TV Azteca
A Quien Corresponda

¡No más violencia! Conoce datos más importantes sobre el bullying que te harán hacer conciencia para detenerlo.

Tiene más consecuencias de lo que crees.

Juan Carlos Benasco

  Insultos, burlas, amenazas, puñetazos...

Son sólo algunos de los actos cometidos al interior de las escuelas. Acoso basado en la ley del más fuerte y que en la mayoría de los casos no llega a denunciarse, cerrando así un círculo de violencia e impunidad.

A estas prácticas se les conoce con el término de BULLYING y describen todo acto de abuso y maltrato, ejercido de manera continua y en donde el agresor ejerce su poder sobre una víctima generalmente más débil.

Al hablar de violencia nos referimos:

· Acciones físicas: como golpes, empujones y agresiones;

· Insultos verbales, humillaciones y amenazas;

· Acoso psicológico como acecho, desprecio o agresividad;

· Atentados sociales como la exclusión, chismes y desprestigio hacia alguna persona.

La situación se agrava al saber que el gran porcentaje de los agredidos no denuncia y peor aún, compañeros, maestros, autoridades escolares y padres de familia cierran los ojos ante esta problemática.

La Organización de las Naciones Unidas a través de la UNESCO considera que la violencia es una conducta aprendida. Señala que la escuela no ocupa el espacio estratégico que debería tener, por el contrario son muchos los riesgos que se corren; los cuales van desde la salud mental disminuida, abandono escolar, bajo rendimiento, indisciplina, violencia y suicidio.

Los malos tratos no forman parte de una infancia o adolescencia normal ni constituyen un proceso de “fortalecimiento” por el que deban pasar todos los estudiantes. Por el contrario, pueden provocar daños físicos y afectivos a largo plazo.

La combinación de violencia escolar y los bajos incentivos educativos, hacen que se dificulten los procesos de enseñanza-aprendizaje, provocando también, una alta deserción escolar.

UN FENÓMENO CRECIENTE

Miles de alumnos en nuestro país crecen en un contexto de violencia cotidiana.

Según datos de la Comisión Nacional de derechos Humanos, 1 de cada 4 jóvenes sufre agresiones verbales y físicas. Maltratos que dejan secuelas profundas y que en algunos casos es aprobada socialmente.

Actualmente ha dejado de ser noticia que en las escuelas existan niños o jóvenes que se comportan agresivamente con sus compañeros y maestros; que llevan armas escondidas, que venden y consumen drogas, o que roban a otros estudiantes.

Miles de alumnos viven diferentes formas de violencia incorporadas a su vida cotidiana, sin lugar a duda, un problema que está afectando el desempeño escolar de los niños y jóvenes, pues han tenido que entrar en una nueva dinámica, que en lugar de garantizar su tranquilidad, les ocasiona un desequilibrio en sus actividades de enseñanza.

ALGUNAS CIFRAS

El maltrato entre estudiantes es un fenómeno que ha cambiado junto con el desarrollo escolar, el abuso sobre los más débiles es una constante dentro del crecimiento humano, sin embargo las cifras indican que este maltrato ha aumentado en número e intensidad.

Estudios realizados indican que México es la nación con mayores niveles de violencia física y verbal entre alumnos de secundaria y hacia profesores, así como el uso de drogas y mayor cantidad de robos.

El 60% de las agresiones que se producen entre estudiantes, tienen lugar dentro del ámbito escolar, en donde problemas de este tipo son tratados como asunto privado de las instituciones educativas y pocas veces llegan ante las autoridades judiciales.

En la escuela el 45% de los hombres y el 26% de las mujeres han insultado a alguien, en tanto que el 7% de las mujeres y el 15% de los hombres han golpeado en alguna ocasión a sus compañeros.

El poder del agresor puede deberse no sólo a la superioridad física, sino también a que otros niños se pongan de su lado, muchas veces con el objeto de protegerse a sí mismos.

Así la violencia se reproduce y detrás de los muros escolares, se esconde un problema que debe atenderse puntualmente.

Un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), puntualizó
que en México, más del 70% de los profesores trabajan en colegios donde sienten que los disturbios en clase entorpecen el proceso de enseñanza.

OTROS ACTORES

Una de las modalidades de agresión que se han puesto en práctica últimamente, es la que se denomina como acoso escolar de profesores a alumnos, a veces pasada por alto o disfrazada como ejercicio de poder o de autoridad. Pero esto se ha ido convirtiendo en un auténtico problema para varios alumnos que ven día tras día como son sometidos por sus propios docentes sin motivos aparentes.

El acoso escolar por parte de profesores hacia los alumnos es doblemente agravado. Si bien el acoso que se practica entre compañeros supone una relación de poder entre dominador y dominado, este caso, el docente es quien tiene la autoridad y decide en última instancia.

Lo más común es la agresión mediante palabra, la humillación en público frente a los compañeros, la burla y el desprecio, por encima de todas las cosas, el trato desigual ante los demás.

Algunos alumnos sufren desaprobaciones de exámenes sin causa visible, trato distante, mentiras, castigos, hasta llegar a casos graves como el acoso de tipo sexual

El profesor que ejerce el acoso escolar suele ser una persona que transporta sus problemas cotidianos y sus frustraciones hacia su alumnado, que en realidad tendría que recibir de ellos instrucción y formación.

Pero también existe la agresión de los alumnos a los maestros, jóvenes sin la capacidad de distinguir la jerarquía y autoridad de un profesor, llegan a cometer agresiones.

En cualquiera de los casos, las agresiones son motivadas por el miedo a perder el control, el miedo a ser dejados en ridículo.

No podemos dejar a un lado actos de violencia en donde intervienen padres de familia y autoridades educativas así como la violencia generada por grupos externos pero que tiene como cede las aulas.

TRABAJO CONJUNTO

El concepto de BULLYING es tratado a nivel mundial. La preocupación por erradicar este tipo de conductas ha alcanzado todos los niveles.

El maltrato entre estudiantes es un fenómeno que ha cambiado junto con el desarrollo escolar, el abuso sobre los más débiles es una constante dentro del crecimiento humano, sin embargo las cifras indican que este maltrato ha aumentado en número e intensidad.

Un problema que no debe tolerarse y en donde autoridades educativas, asociaciones de padres de familia, comunidades escolares, directores de planteles y el personal docente, debemos trabajar para erradicarlo.

.