Canelo
21 septiembre, 2020
César Castro
Box Azteca

Saúl “Canelo” Álvarez, el toro encerrado que busca salir a embestir

Saúl “Canelo” Álvarez, el mejor peleador libra por libra, no ha subido al ring en este 2020

Tanto fanáticos como detractores del “Canelo” se colocan frente a la pantalla para ver las peleas de Saúl Álvarez dos veces por año. Desafortunadamente en lo que va del 2020 no hemos visto actividad del jalisciense sobre el cuadrilátero.

  En parte culpa de la contingencia mundial que ha maltratado el calendario de prácticamente cualquier actividad, incluyendo el boxeo profesional. Pero la mayor responsabilidad recae en los promotores quienes no han proporcionado las condiciones óptimas para que “El Canelo” pelee.

Hace unos días se dio a conocer la noticia de una demanda que Saúl Álvarez interpuso contra su promotor Oscar De La Hoya, Golden Boy Promotions y DAZN por incumplimiento de contrato. Responsabiliza a los antes mencionados por la falta de peleas en este año. lo que significa una pérdida millonaria para “El Canelo” y su equipo.

El contrato se firmó el 17 de octubre del 2018 por 11 peleas en 5 años, a cambio de 365 millones de dólares garantizados de pago de Golden Boy Promotions al “Canelo”. Quince millones por la pelea contra “Rocky” Fielding y 35 millones por cada una de las 10 restantes.

El problema es que desde noviembre del 2019 no han podido darle una pelea al “Canelo” que lleva solo 3 en 23 meses: el 15 de diciembre del 2018 contra Fielding, el 04 de mayo del 2019 contra Jacobs y el 2 de noviembre del 2019 contra Kovalev.

El contrato estipula que Álvarez tendrá doscombates por año hasta el 2023, en los meses de mayo y septiembre. En este 2020 Canelo no ha peleado, ha perdido esas fechas y a pesar de que Saúl ofreció combatir en septiembre y diciembre para honrar el convenio de 2 combates por año, la promotora no ha considerado un rival de su altura.

Álvarez, consciente del año atípico que ha vivido la humanidad aceptó rebajar su cobro por pelea pero ni DAZN, ni Golden Boy Promotions han dado alternativas y tampoco le han pagado.

Lo preocupante es que un atleta de la dimensión de Saúl Álvarez, no puede alejarse de su deporte porque afecta su rendimiento e interfiere con su carrera profesional cuando está en el punto más alto. “El Canelo” mantiene una preparación constante, es un atleta que siempre está listo para subir al ring sin importar contra quien.

Además, Saúl es un boxeador que puede competir en distintas categorías, situación que abre el abanico y ofrece opciones de rivales con mucha calidad y al mismo tiempo deja abierta una ventana para que se cuelen otros que únicamente buscan aprovecharse de la fama del mexicano y puedan cobrar como nunca en su vida.

Hay muchos nombres que me gustaría ver en un cartel frente al de Saúl Álvarez, por eso la decisión del siguiente adversario debe ser tomada con mesura para que todas las partes involucradas queden satisfechas antes del primer campanazo.

Te Puede Interesar
VIDEOS