La NBA le pone un freno a Dallas y Mark Cuban
11 febrero, 2021
RUBÉN RAMOS
Otros Deportes

La NBA le pone un freno a Dallas y a Mark Cuban

Los Mavericks se negaron a entonar el himno de los Estados Unidos en sus primeros 11 encuentros de temporada regular, en un hecho sin precedentes en el deporte norteamericano.

A lo largos de las décadas y en especial en los últimos años, la NBA se ha jactado de ser la liga de las causas sociales y de la libertad de expresión. Pero esta semana impusieron una política que lleva varios años en práctica: Entonar el himno de los Estados Unidos y Canadá previo a sus encuentros. Los Mavericks de Dallasd ecidieron hacer lo contrario en sus primeros 11 encuentros de fase regular y en los 2 de pretemporada.

Durante el primer juego de pretemporada, decidimos no entonarlo y conocer la reacción, sabiendo que tendríamos conversaciones posteriores sobre el tema,” sentenció Mark Cuban, dueño de la franquicia texana. Por esa razón, la Asociación de Basquetbolistas fue clara en sus políticas previo a los partidos de este miércoles. “El Jefe de Comunicación de la NBA, Mike Bass, emitió el siguiente comunicado relacionado al reglamento de la liga sobre tocar el himno nacional: Con los equipos de la NBA en proceso de reincorporar a los aficionados a sus estadios, todos deberán entonar el himno nacional para mantener nuestras políticas de extensa vigencia”, aseguró el comunicado de la liga.

Por esa razón, la casa de los Mavericks de Dallas escuchó otra vez el himno de las barras y las estrellas previo al duelo frente a los Hawks de Atlanta, el cual tendría como principales protagonistas a Luka Doncic y Trae Young (en lugar del tan sonado problema del himno). La determinación de Cuban se dio pensando en los fanáticos, quienes han estado abarrotando la arena de forma limitada. “Al escuchar a nuestra comunidad, hubo algunos que hicieron saber su preocupación o dudas de que el himno nacional no los representa y que sus voces no se hacían sentir”, sentenció el polémico dueño y empresario, al considerar que el “patriotismo” ha permeado económicamente al deporte.

El Comisionado Adam Silver habría dado una concesión pese a que el reglamento define que los jugadores deben ponerse de pie ante la bandera estadounidense. Arrodillarse se convirtió en una forma popular de protesta contra las injusticias sociales en los últimos años. Por esa situación, la NBA ha sido la competición más fuerte en apoyar movimientos como Black Lives Matter, tal y como se pudo observar durante la burbuja en Orlando la temporada anterior. Determinante, influyente y desafiante. Esos son los sinónimos que mantienen unidos al gremio que representa a los mejores basquetbolistas del planeta.

VIDEOS