John Means.jpg
05 mayo, 2021
RUBÉN RAMOS
Otros Deportes

Sin hit ni carrera de John Means rompe sequía de Baltimore

John Means se convirtió en el primer lanzador solitario de los Orioles de Baltimore desde 1969 en tirar un juego sin hit ni carrera

Histórico lo hecho este medio día por el zurdo de los Orioles de Baltimore, John Means, en T-Mobile Park de Seattle. Lanzó el juego sin hit ni carrera número 308 en la historia de las Grandes Ligas y tercero de esta temporada (el primero de Joe Musgrove de San Diego el 9 de abril y el segundo de Carlos Rodón de los Medias Blancas de Chicago 5 días después).

Además, fue el primero de la franquicia de Maryland desde 1969, por lo que pasaron 52 años sin un pitcher que lo hiciera. En total, la franquicia tiene 10 partidos así en su historial.

Te puede interesar: Integrantes de la Gira de Golf Profesional hacen donativo en Monterrey

El 13 de julio de 1991 hicieron uno pero con la ayuda de cuatro lanzadores combinados ante los Atléticos de Oakland (2-0), mientras que el último lanzador solitario en lanzar un encuentro de estas características fue el Salón de la Fama, Jim Palmer, el 16 de agosto de 1969.

Te puede interesar: ¡La espera terminó! Vuelve la afición para ver a los Tigres

La labor de Means fue de 9 entradas de actividad con 12 ponches y sin bases por bolas, entonces ¿Por qué perdió el juego perfecto? Ya que un wild pitch contra Sam Haggerty en la tercera entrada, hizo que el bateador llegara a la inicial pese al tercer strike con dos outs.

Lo impresionante de este logro fue que el zurdo se convirtió en el primer lanzador en tirar un no-hitter que no fue juego perfecto, donde la novena contraria no tomó boletos, ni recibió pelotazos ni lograron una base por error.

John Means en las Grandes Ligas

Recordemos que el lanzador de 28 años no fue reclutado del beisbol universitario y Baltimore lo selección en la lejana ronda 11 del Draft del 2014, como el número 331 en total, lo que demuestra que se pueden encontrar diamantes en bruto en el sorteo o en otros países. Con este logro, los Piratas de Pittsburgh quedaron como el equipo con la peor sequía en este rubro, desde que lo hiciera John Candelaria en 1976.