Aaron Rodgers
20 julio, 2021
Eduardo Ruiz
Ritual NFL

Aaron Rodgers no regresa a Green Bay ni por todo el dinero del mundo

Aaron Rodgers mantiene su postura sobre los Empacadores de Green Bay. Ni por todo el dinero que le ofrezcan quiere seguir como el quarterback del club.

Oferta histórica y millonaria la que termina rechazando Aaron Rodgers, aún quarterback de los Empacadores de Green Bay y digo aún porque tiene contrato vigente. La historia es que la organización de Green Bay para poder limar las diferencias con el jugador más valioso de la temporada anterior le hizo llegar una oferta a través de su representante donde se convertiría en el jugador mejor pagado en la historia de este deporte además de tener certeza laboral un par de años más si firmaba la extensión.

El trato ofrecido y que a la postre el jugador junto a su representante rechazaron durante la temporada baja fue una extensión de la relación laboral con la organización por cinco temporada más. Uno de los problemas centrales no es el dinero ni tampoco el tiempo de extensión del contrato sino que es mucho más profundo, y al parecer irremediable.

Te podría interesar: Drew Brees niega regreso del retiro

Conocidos problemas

Todo comenzó con diferencias entre Aaron Rodgers y el gerente general de la organización de Green Bay, Brian Gutekunst. Las versiones apuntaban a que la última gota que derramó el vaso y que ocasionó la fractura total de la relación fue la selección del quarterback “novato” (en ese año) Jordan Love.
Durante la última entrevista en la que el jugador mostró públicamente su postura argumentaba lo siguiente:

“Increíbles 16 años. Se trata simplemente de una filosofía y tal vez de olvidar que se trata de las personas que hacen que las cosas funcionen. Se trata de carácter, se trata de cultura, se trata de hacer las cosas de la manera correcta”

Todo parece dirigirse al punto sin retorno en donde en temporada baja Green Bay no intentara negociar con ninguna organización por el jugador aún con contrato, sino que esperaran hasta el 28 de julio, fecha en la que tiene que presentarse al campo de entrenamiento y ver la postura del jugador (él no jugaría en la temporada o exigir el cambio de equipo y absorber las multas por no presentarse a entrenar).

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Deportes en Google News!