Bill Belichick
Getty Images
23 marzo, 2021
Pedro Domínguez
Ritual NFL

¿Qué tanto mejorarán los Patriots en el 2021?

Después de realizar muchos movimientos en la agencia libre por primera vez en casi dos décadas, las expectativas de Patriots parecen haber mejorado.

Después de realizar muchos movimientos en la agencia libre por primera vez en casi dos décadas, las expectativas de los aficionados parecen haberse mejorado

El año pasado Tampa Bay gastó muchísimo dinero en la agencia libre y acabó levantando el Vince Lombardi, esa es la cara bonita. De 2017 a 2020 los equipos que más dinero han gastado en agencia libre fueron Jaguars, Jets, Bills, Lions y Browns, esa es la cara fea de la moneda. ¿Cuál le tocará a los Patriots 2021?

Hay que empezar diciendo lo obvio pero también esencial para entender mejor el contexto, el año pasado, a nivel de talento, el plantel de Nueva Inglaterra era uno de los cinco peores en la NFL, no había muchos otros que tuvieran tan baja calidad de jugadores línea por línea, que el equipo haya terminado con marca de 7 juegos ganados y 9 perdidos habla demasiado sobre lo que es Bill Belichick como entrenador. Otros equipos con mucho mayor talento (Chargers, Cowboys, Vikings, Lions, Panthers o 49ers) terminaron por debajo de Nueva Inglaterra en marca de ganados-perdidos. Dicho de otro modo, si el coach de los Patriots el año pasado hubiera sido uno de nivel medio, la marca de Nueva Inglaterra hubiera sido algo como 4-12, así de mal estaban. Por esa razón, mejorar no era muy difícil, pero necesitaba muchos recursos.

Por si te interesa: ¿Por qué tantos cracks rechazaron a los Chiefs?

Las expectativas de Nueva Inglaterra con sus agentes libres

Contrario a todo lo que había hecho en los últimos 10 años, quizá más, Belichick salió de shopping sin remordimientos ni miramientos. En palabras del dueño del equipo, Robert Kraft, la situación fue muy natural “Pocas veces en nuestra historia habíamos sido de los equipos con más dinero para gastar en agencia libre. Normalmente hay 7-8 equipos que tienen muchos recursos. Pero este año, por el tope salarial reducido, solo éramos nosotros y otros dos los que podíamos pelear a billetazos” y aunque seguro fue divertido para Kraft y Belichick salir a ganar con la cartera, el dueño de los Patriots sabe que eso no significa éxito necesariamente, “he aprendido en estos años en la liga que el gastar mucho dinero no tiene una relación directa con el éxito. Eso lo se, pero esperamos que a nosotros nos vaya bien”. Mucho sabe Bob Kraft, y es que en la historia de la NFL, los cinco equipos que más dinero han dado en contratos garantizados en una temporada, ninguno llegó más allá de la ronda de comodines, es más, de esos cinco grandes gastadores, tres de ellos ni siquiera llegaron a playoffs.

Por si te interesa: Agencia libre hasta el momento en la NFL

¿Así de mal le irá a los Patriots? No creo. Y la razón es Bill Belichick. En 2020, Nueva Inglaterra, cómo ya lo dije, tuvo un plantel de los 5 peores y terminó en el lugar 19 de 32 en cuanto a récord. Para este año, el plantel subió de ser de los peores 5 a ser quizá 16-17 en cuanto a calidad, aún lejos de los Patriots dorados de Brady, Gronk y compañía, pero quizá suficiente para que con el “coacheo” de Belichick peleen por playoffs e incluso logren llegar hasta la ronda divisional. Pero no se ven lo suficientemente talentosos para ganarle a los pesos pesados de la Conferencia.

Incluso para llegar a esa instancia, los recién llegados tendrán que jugar a un nivel superlativo. Empezando por Hunter Henry y Jonnu Smith, el par de alas cerradas que hacen soñar a la afición y que hacen recordar los años maravillosos en que Nueva Inglaterra dominó la liga en formaciones de dos alas cerradas con Rob Gronkowski y Aaron Hernandez. En aquella época, jugaban en personal 12 (1 corredor, dos alas cerradas) el 59% de sus jugadas. Desde entonces, ningún equipo en la NFL ha rebasado el 50% de sus jugadas en esa formación, prueba de lo difícil que es hacer jugar a dos alas cerradas de forma continua. Pero, al igual que varios de los nuevos refuerzos, si Patriots no tiene a Henry y a Smith en la mayoría de sus formaciones ofensivas, el gasto o inversión en ellos probará ser un completo error. Ambos son el tipo de alas cerradas que ganan en la parte interna del campo que es precisamente el área donde mejor ataca Cam Newton tanto pases cortos como medianos y largos. Todo ello invita a pensar que Nueva Inglaterra mejorará drásticamente respecto al 2020, pero no para ser los Patriots que azotaban y dominaban la liga a placer.

Te Recomendamos
VIDEOS