Un mensaje de prevención para todos los mexicanos
Generación blandita
01 marzo, 2018
Tv Azteca
Vive sin Drogas

“Generación Blandita”, hijos de padres permisivos

Sobreproteger a los hijos puede provocarles inseguridad y baja autoestima.

Sin lugar a dudas todos los padres quieren lo mejor para sus hijos y realizan su mejor esfuerzo para garantizarles un buen futuro. Pero existe una delgada línea que separa estos parámetros de normalidad  de la sobreprotección y los cuidados excesivos, lo que más allá de beneficiar a los pequeños los convierte en seres inseguros y con baja autoestima, impidiendo el desarrollo de habilidades sociales.

  A este tipo de niños se les conoce como “la generación blandita”, y generalmente son hijos de padres jóvenes que no quieren que sus hijos pasen por ninguna dificultad y por ende ellos quienes terminan resolviendo todos los problemas y sobreprotegiéndolos para que el niño nunca pierda su comodidad.

Padres con mochila al hombro, elección de amigos y realización de tareas  son algunas de las acciones que este tipo de padres realizan por sus hijos, desarrollando en estos una alta dependencia y poca autoestima.

De acuerdo con del Centro de Psicología de Málaga, existen tres ejes claves para evitar que los hijos sufran dependencia durante su adolescencia:

1-    Fomentar la autonomía: desde los primeros años de vida del niño es esencial fomentar su curiosidad y exploración en diferentes entornos, lo que eleverá su confianza y seguridad.

2-    Ayudarle al niño sólo cuando sea necesario. De esta manera será cada vez más independiente y aprenderá a tener capacidad de reacción ante los problemas.

3-    Incentivar a los pequeños a crear nuevas actividades y a conocer e interactuar con diferentes personas. Esto permitirá al niño interrrelacionarse y reforzará su autoestima.

Siguiendo estos pequeños consejos ayudarás a tu hijo a tener un pleno desarrollo emocional que le permitirá afrontar los retos de la vida.