Likeaholics principal.jpg
16 julio, 2021
Vive sin Drogas TV Azteca
Vive sin Drogas

“LIKEAHOLICS”: La vida según tus likes

El auge de las redes sociales nos ha vuelto adictos a los likes, una forma de sentir placer y pertenecer al mundo virtual.

Por: Luis Jiménez

Con la llegada de la tecnología hemos tenido grandes beneficios pero también, el auge de las redes sociales ha transformado nuestra vida cotidiana. Gran parte de la comunicación que tenemos con personas de todo el mundo es a través de un mundo digital, muchas veces ni siquiera conocemos a los que están del otro lado de la pantalla.

Para muchos especialistas las redes sociales generan diversos fenómenos en nuestra personalidad.
La autoestima se ve comprometida de acuerdo a los “Me gusta” que recibe cada una de nuestras publicaciones. Nuestras emociones entran a una montaña rusa, donde suben y bajan de acuerdo a los comentarios que se reciben dentro de la red social.

En ese sentido, los “likes” se han convertido en una forma de aceptación y de éxito.

Al obtenerlos recibimos una sensación de plenitud y nuestro ego se eleva por encima de la realidad. Justo por ello es la necesidad de generar más seguidores y con ellos, más likes.

De acuerdo con investigaciones de la Universidad de California, cuando las publicaciones en redes sociales tienen muchas reacciones, nuestro sistema nervioso activa las zonas del cerebro relacionadas con el placer, generando dopamina y una sensación de bienestar. Es decir, mientras más reacciones positivas y más seguidores tenemos, más placer sentimos.

Es por ello que psicólogos y médicos han descrito a las redes sociales como un entrenamiento del narcisismo, ya que el placer de sentir likes es el inicio de diversos problemas como la ansiedad, la depresión y los trastornos alimenticios y de conducta, entre muchos otros. Y es que muchos usuarios se han convertido en esclavos de las redes, todo por la sensación de obtener un “Me gusta” y con él, una bocanada de satisfacción.

Likeaholics intermedia.png

El término “Likeaholics” se otorga a las personas que son adictas a “los likes” y como toda adicción genera una patología que afecta diversos aspectos físicos y mentales.
Y es que un likeaholic navega en exceso por internet, rebasa los límites de uso en redes sociales, pasa la mayor parte del tiempo reaccionando a contenidos y espera que los demás usuarios también acepten y compartan sus publicaciones.

Al recibir estos estímulos, su egocentrismo se eleva al igual que su estado de ánimo, la dopamina se activa generando placer.
Pero como toda adicción, cada vez se exige más, cada vez se necesitan más seguidores, más “likes”, más interacción. Por supuesto el no recibirlo, genera los problemas antes descritos.

Las redes sociales son una gran herramienta que conllevan una gran responsabilidad por parte de quienes las usamos, es recomendable utilizarlas de manera responsable y consciente.
Debemos establecer horarios para su uso, buscar otras actividades físicas, culturales o recreativas; y por supuesto si creemos que puede existir un problema de adicción, acudir con un especialista.

Vive Conectado,
Vive Responsable,

Vive sin Drogas

Te puede interesar
TV AZTECA | PROGRAMAS