Bucaneros de Tampa Ba
27 enero, 2021
Carlos Daniel Salgado
Ritual NFL

Tampa Bay, primer equipo en jugar el Super Bowl en casa

La victoria de los Buccaneers de Tampa Bay sobre los Packers de Green Bay en la final de la Conferencia Nacional dio pie a un episodio sin precedentes en el Super Bowl.

La victoria de los Buccaneers de Tampa Bay sobre los Packers de Green Bay en la final de la Conferencia Nacional dio pie a un episodio sin precedentes en la historia de la NFL: un equipo jugará el Super Bowl en casa.

54 ediciones tuvieron que transcurrir para que lo anterior se consolidara y, finalmente, el estadio Raymond James, que hace tres años fue designado sede para la edición 55 del ‘Súper Domingo’, verá a Tom Brady y compañía ir en busca del segundo Vince Lombardi para la franquicia de Florida.

Existen, sin embargo, dos antecedentes regionales en los que los detractores del mítico ‘12’ se recargan para opacar lo conseguido por los Bucs el pasado domingo. El primero se dio en la edición 19 del ‘Gran Partido’ (1985), cuando los 49ers se coronaron ante Miami en el Stanford Stadium, de California, aunque dicho inmueble no era el hogar del equipo liderado por Joe Montana; sí lo era Candlestick Park.

Los Rams de Los Ángeles juaron en el Rose Bowl

El otro caso se presentó al término de la campaña de 1979. Los Rams de Los Ángeles cayeron en el Super Bowl frente a los Steelers del mítico Terry Bradshaw; el juego se llevó a cabo en el Rose Bowl de Pasadena, California, pero los carneros tenían, por entonces, el Memorial Coliseum como patio.

Recientemente, hubo un equipo que estuvo cerca de ser el primero en jugar por el Lombardi en casa: Minnesota. En 2017, los Vikings llegaron a la final de la Nacional ante los Eagles de Filadelfia, pero fueron estos últimos quienes salieron airosos y, por ende, con el boleto al Super Tazón en el US Bank Stadium de Minneápolis.

Quizá, el momento para tener la ventaja de la localía en un duelo por la gloria no es el idóneo; la pandemia del Covid-19 evitará que Tampa Bay abarrote el estadio con un ambiente favorable a los Buccaneers; no obstante, de los 22 mil espectadores que se permitirán al interior del recinto, 7 mil 500 serán personal de salud de la zona, que –muy probablemente- tomarán el bando de los “locales”.

Los Bucs, que ingresaron a la postemporada con un comodín, han forjado su camino al Super Bowl 55 en la carretera y el premio (no intencional) será enfrentar a Kansas City, el mejor sembrado de la Americana, en su domicilio: el estadio Raymond James.

VIDEOS