Huracán.jpg
01 noviembre 2021 16:11hrs
Álvaro López Sordo
Resto del Mundo

“Se sentían los zumbidos de las balas e imaginé lo peor”

El domingo una situación de extrema violencia se vivió en las canchas del futbol argentino. Un partido por la tercera categoría terminó con un tiroteo

La violencia en el futbol argentino escribió una de sus páginas más deleznables este fin de semana, y es que un viejo conocido del futbol mexicano recibió un balazo en pleno partido. Sí, suena increíble, pero es cierto. Fue en el torneo Federal A (tercera categoría que da ascenso a la Primera Nacional), cuando se enfrentaban Huracán Las Heras Y Ferro de General Pico.

Te podría interesar: El club que pagaría 100 millones de euros por el ‘Chucky’ Lozano

Pelea entre barras

Barrasbravas de Huracán comenzaron una pelea que derivó en balacera en plena tribuna que dejó y Mauricio Romero, ex defensor de Monarcas Y Dorados de Sinaloa, y actual director técnico de Ferro resultó herido de bala en una de sus axilas. Afortunadamente el Pampa se encuentra fuera de peligro, pero el momento que se vivió al minuto 33 del segundo tiempo de dicho partido fue terrorífico.

comunicado huracán las heras.jpg

Corridas en medio del partido

Los futbolistas y cuerpos técnicos de ambos equipos, corrieron a los vestidores para resguardarse y el partido fue suspendido. Hoy, uno de los protagonistas de dicho duelo rompió el silencio y habló sobre lo vivido en la cancha. Se trata de de Agustín Díaz, mediocampista de Ferro.

“El técnico me había cambiado y me senté en el banco. Unos minutos después, se empezaron a escuchar gritos y a ver tumultos. El árbitro paró el partido y se sentían los zumbidos de las balas que nos pasaban por al lado. Pegaban en las paredes que teníamos cerca. Rápidamente salimos corriendo”, contó el futbolista de 33 años en entrevista con el diario Olé.

Tal vez te interese: Pierde su equipo, invaden la cancha y destruyen la cabina del VAR

El momento en que la bala alcanzó a Romero

El volante continuó con su espeluznante crónica de lo vivido en el terreno de juego y describió el momento en que su DT fue herido; “mientras corría al vestuario, Mauricio, que estaba atrás mío, gritó y cayó. Me imaginé lo peor”.


Con esas breves, pero contundentes palabras, Agustín Díaz relató el momento en que Mauricio Romero fue alcanzado por una bala justo en la parte baja del hombro izquierdo en dónde comienza la axila.

Nunca se esperaron violencia en la cancha

El jugador explicó, además, que jamás se esperaron que el encuentro en que ellos se disputaban la posibilidad de entrara a la liguilla por el ascenso (Huracán ya no tenía posibilidades) terminara de manera violenta porque “no sentimos un mal ambiente. Creímos que iba a ser un partido lindo y normal. No se veía nada raro”.

Para cerrar, el jugador aseguró no entender el trasfondo de la situación y que ellos no saben si se encontraban entre balas perdidas o si los disparos estaban destinados a ellos. Y agregó que la salida del estadio, con resguardo policial para ambos equipos, se realizó con miedo pero con tranquilidad y ya sin ningún problema.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Deportes en Google News!