Los secretos tras los tres divorcios del conde de Spencer: internados, abusos y abandono familiar

Charles Spencer ha hablado en su libro de memorias de los problemas de intimidad que arrastra desde que le enviaron a un internado con tan sólo 8 años.

Por: Caleb López | TV Azteca Digital
TV Azteca Especiales
nota charles spencer bsb

Este fin de semana Charles Spencer, hermano menor de la fallecida princesa Diana, ha anunciado su separación de Karen Gordon tras 13 años de unión a través de un comunicado a la prensa. “Es algo muy triste. Solo quiero dedicarme a todos mis hijos y mis nietos. Le deseo a Karen toda la felicidad en el futuro”, ha explicado el aristócrata.

De esta forma pone punto final a su tercer matrimonio, y el más longevo de todos, fruto del cual nació su hija menor: Charlotte Diana, de 12 años, llamada así en honor a su difunta tía. Al parecer, la pareja ya había informado de sus planes al personal de Althorp House, la inmensa propiedad que ha permanecido en la familia Spencer desde que se construyó hace cinco siglos.

La ausencia de Karen en los eventos que se habían celebrado en la casa en el últimos par de meses para promocional el nuevo libro del conde no pasó desapercibida para nadie, y la prensa inglesa ya menciona incluso a un nuevo interés amoroso en la vida de Charles: la doctora Cat Jarman, con quien presenta el podcast histórico ‘The Rabbit Hole Detectives’ en compañía del reverendo Richard Coles.

Precisamente en ese libro desvela algunas claves de sus fracasos sentimentales. Charles y su primera esposa Victoria Lockwood -una conocida modelo hija de un multimillonario- se casaron en 1989 en una ceremonia donde el príncipe Harry, sobrino del novio, formó parte del corte de pajes, y en los ocho años posteriores tuvieron tres hijas en común y un hijo, que algún día heredará el título de conde de Spencer. Su divorcio llegó a su fin en 1997, el mismo año que moría Diana en un accidente de tráfico. Charles se casó de nuevo, en 2001, con Caroline Freud en 2001, con quien tuvo dos hijos y acabó separándose también en 2009.

Con él, se repetía la historia de sus padres, que se separaron debido a una relación extramatrimonial de su madre cuando Charles y Diana eran muy pequeños. Los dos se criaron a cargo de una sucesión de niñeras hasta que le enviaron al exclusivo internado Maidwell Hall con 8 años. En su memoria, el colegio era un lugar horrible donde se respiraba una atmósfera de terror, y todos los alumnos sabían que cada día habría una nueva víctima. Durante unas reformas en Althorp, que coincidieron con el proceso para escribir su libro, Charles encontró un diario olvidado en una habitación con un mensaje escrito por una de sus cuidadoras, que sostiene que abusó sexualmente de él cuando tenía 11 años.

En sus memorias también explica que tras su segundo divorcio comenzó a seguir un programa de terapia intensivo que le ayudó a darse cuenta de se sentía atraído únicamente por mujeres muy atractivas que eran incapaces de amarle.

“Cuando analicé los restos de mi primer y segundo matrimonio, me di cuenta al principio de la terapia de que haber sido enviado a un internado a los ocho años significaba que no entendía casi nada de intimidad”, aseguraba hace unas semanas.

Las malas lenguas afirman que Charles mantiene una relación muy fría con sus hijos mayores, fruto de su primera unión. De hecho, no acudió a la boda de sus hijas Lady Kitty y Lady Amelia, aunque en el primer caso, se rumorea que la ausencia del conde se debía a que no había dado el visto bueno al novio, que es 30 años mayor que su hija.

DISFRUTA LA SEÑAL DE TV AZTECA
TV AZTECA | PROGRAMAS
×
×