Un mensaje de prevención para todos los mexicanos
18 septiembre, 2019
Mtra. en Nutrición Montse Garralda
Vive sin Drogas

¿Intolerancia a la lactosa o alergia a la leche?

La intolerancia a la lactosa es un problema gástrico muy común, sin embargo podría tratarse de una alergia a la leche.

En múltiples ocasiones suelen confundirse estos dos trastornos como si fuesen lo mismo, sin embargo, existe una clara diferencia entre ambos, aunque en ocasiones pudieran tener síntomas similares.

leche
Intolerancia a la lactosa

  Intolerancia a la lactosa

La leche es el resultado de la secreción mamaria de un mamífero. Normalmente los seres humanos tendemos a consumir primero leche materna y después leche de vaca y sus derivados, aunque podrían existir leches de otras especies como de burra o de búfala, por ejemplo.

La lactosa es el principal azúcar de la leche y es responsable del sabor dulce. La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir o desdoblar esta molécula en sus dos componentes. Este proceso de descomposición de la lactosa comienza con una enzima llamada lactasa, la cual separa la lactosa en glucosa y galactosa dentro del intestino para digerirla adecuadamente. Sin embargo, esta enzima, cuando no está presente en el intestino o es insuficiente, no alcanza a desdoblar la molécula y su presencia inflama el intestino produciendo: vómito, dolor abdominal, gases y/o diarrea ocasionando la famosa intolerancia a la lactosa.

Alergia a la leche

Realmente su nombre correcto y completo sería “alergia a la proteína de leche de vaca (APLV)”. Aquí el problema empieza cuando el sistema de defensa del cuerpo no reconoce esta proteína y la detecta como algo nocivo o peligroso para el cuerpo, mandando señales de defensa contra esta proteína (anticuerpos), ocasionando la activación del sistema inmunológico que puede tener manifestaciones: tempranas a los minutos u horas o tardías hasta 48 horas después.

Los síntomas más comunes son: estornudos, erupciones en la piel, dolor abdominal, diarrea y podrían llegar a causar hasta la muerte en algunos pacientes dependiendo de la gravedad de la alergia.

En conclusión, no es lo mismo y el diagnóstico suele ser tardado y confuso, sin embargo, el tratamiento tiene que ser diferente debido a que en la intolerancia se pueden dar productos deslactosados y en la alergia se tiene que eliminar este grupo completamente, hasta el momento. Acudir con un profesional de la salud con cédula profesional es indispensable para un correcto diagnóstico. Recuerda aprender y enseñar a comer desde pequeños para no hacer dietas el resto de tu vida.

Contacto:
Facebook: LN Montse Garralda
https://www.facebook.com/nutriologaMontseGarralda/?ref=aymt_homepage_panel
Instagram: nutriologamontsega https://www.instagram.com/nutriologamontsega/?hl=es-la mail: nutricion.personalizada@yahoo.com.mx