Madre e hijo
01 octubre, 2018
LN Montse Garralda
Vive sin Drogas

Las Claves del lenguaje

La forma en la que te comunicas con tu hijo influye en su comportamiento y en su alimentación.

En ocasiones las palabras suelen ser más hirientes que los golpes, por eso te invito a verificar cómo es la comunicación que tienes con los niños. Recuerda que la forma en cómo te comunicas con ellos puede influir en su comportamiento y en su alimentación.

 

Madre e hijo
Madre e hijo

Para ello te invito a responder las siguientes preguntas:

•    ¿Les hablo en negativo constantemente?
•    ¿Ocupo muchos “NO” durante el día?
•    ¿Juzgo o me burlo de lo que hacen?
•    ¿Hago chantaje para que coman?
•    ¿Les hablo de su cuerpo con crítica?

Si contestaste afirmativamente en una o más preguntas, te invito a que no te culpes y trates de cambiar para ser una mejor persona. Después de esta autoevaluación lo importante será tratar de mejorar para no volver a caer en esto.

Hablando en términos de alimentación, los alimentos que les prohibimos a nuestros hijos se vuelven los más deseados; si hay algo que consideres que a tu pequeño no le viene bien, explícale de manera sencilla el por qué, y te sorprenderás lo que son capaces de entender, en especial cuando tienen alguna alergia o intolerancia que podrían poner en riesgo su vida.

Si sólo le dices “el cacahuate te hace daño” y no conoce un cacahuate o los efectos de una reacción alérgica, la probabilidad que un día lo pruebe es alta, enséñale el alimento y dile que su cuerpo no funciona bien con esa comida y las posibles consecuencias.

Cuando les hablamos con burla se pueden sentir menospreciados y su seguridad podría ponerse en riesgo, haciéndolos más propensos al bullying y de esta manera al tener la opción de entre elegir algo saludable o algo no saludable la duda los puede abrumar.

Por último te recomiendo no hablar de su cuerpo ya que desde chicos podrían empezar los trastornos de la conducta alimentaria, si algo no te parece, utiliza palabras muy sutiles y háblales en positivo. Busca ayuda de algún profesional de la salud que tenga cédula si notas en los niños algún comportamiento obsesivo, miedo a los alimentos o mala percepción de su cuerpo.

Ten en cuenta que los niños suelen ser un reflejo de sus tutores, seamos bondadosos con nosotros mismos para enseñarles a amarse y aceptarse a cada uno como son.

Recuerda que aprender y enseñar a comer en la infancia, evitará hacer dietas el resto de su vida.

Facebook: https://www.facebook.com/nutriologaMontseGarralda/?ref=aymt_homepage_panel
Instagram https://www.instagram.com/nutriologamontsega/?hl=es-la