¿Trabajo o soy mamá?.png
17 noviembre 2021
Vive sin Drogas | TV Azteca
Vive sin Drogas

¿TRABAJO O SOY MAMÁ?...

¿CÓMO LE HAGO?

Por: Psic. Rut Belén Solano Rodríguez. / Psicometrista Abedul Life Center.

Muchos acontecimientos pueden marcar la vida de una mujer, pero creo que uno de los más significativos es la maternidad. Durante el proceso de gestación, se genera un vínculo afectivo profundo el cual se da a lo largo del embarazo, mismo que acaba de fortalecerse con la llegada del tan esperado y deseado bebé.
Este vínculo es la prioridad de la madre, por lo que favorecerá las necesidades emocionales básicas del bebé y se mantendrá a lo largo de su desarrollo, incidiendo en la sensación de seguridad, protección, confianza, entre otras emociones. Mismas que requieren ser fortalecidas poco a poco dentro de la relación, pues impactarán en la autoestima y la manera en cómo se relacionará tu hijo con otros en un futuro.

Sin embargo, este vínculo en ocasiones se ve alterado por diferentes factores en donde el binomio madre-hijo tiene que vivir un proceso que será todo un reto. Uno de ellos sucede cuando la madre tiene la necesidad de trabajar, situación que desestabilizará tanto a la madre como al hijo, y que es de esperarse que suceda el proceso de adaptación en donde existen muchos elementos importantes que entran en juego.

Cabe mencionar que, a pesar de ser un escenario tan común, también es común que muchas mujeres viven este proceso sintiéndose poco comprendidas y poco acompañadas. Ya que la responsabilidad que emerge como madre parte en dos vertientes, una como cuidadora brindando su provisión de afecto, atención y cuidado que requieren sus hijos, y otra como sustento o colaboradora económica al hogar, con responsabilidades y exigencias laborales que cubrir, dentro de un mundo altamente competitivo.

Esto ha propiciado que diversas ocasiones surjan estados emocionales en la madre dando cabida a:

  • la auto-exigencia, por tener que cumplir con el rol madre y trabajadora;
  • la culpa, por no pasar el tiempo necesario con sus hijos o para el trabajo;
  • la frustración, por las cosas que no salen como se espera (en ambos ámbitos);
  • el auto reproche, por no ser una “buena mamá” o comenzar a tener errores en el centro de trabajo;
  • la angustia, de no saber por un tiempo sobre tus hijos;
  • el duelo, por la separación temporal con ellos;
  • el agotamiento físico y mental a raíz de todo este binomio ser madre y trabajadora.
¿Trabajo o soy mamá? 2.png

¿Qué hacer?
Primero que nada, y sin importar el caso o las circunstancias es totalmente necesario conservar la objetividad y evitar auto culparse, si la situación no es agradable y por momentos parece locura, el pensar que es nuestra culpa agravará la situación porque representa un ataque a la persona que tiene que cumplir con ambos roles, y que seguramente hace un esfuerzo sobre humano diariamente con la mejor de las intenciones, poniendo su esfuerzo y corazón, sin esperar ninguna especie de reconocimiento.

Otro punto importante es reconocer que como todo ser humano tenemos limitaciones, y esto no nos hace incompetentes, sino por el contrario, es aprender a reconocer tu esfuerzo y entender que es de esperarse no se pueda cumplir con todo al 100%, procurando así la tolerancia y paciencia contigo misma, dándote un trato justo. Sé que esto pareciera muy fácil de decir; sin embargo, llevarlo a la práctica puede ser un tanto complicado, pues estamos tan acostumbradas a un ritmo de vida acelerado y lleno, que la última persona en atender eres tú misma, y tu estabilidad emocional mejorará tu vida laboral y fortalecerá la relación con tus hijos.

Es por eso que teniendo presente lo complicado que puede ser este proceso, Abedul Life Center cuenta con profesionales que pueden acompañarte y orientarte, date la oportunidad de atenderte.

Vive Sanamente
Vive Sin Drogas

Abedul Life Center
Tel. 272 115 37 57
Whats 272 139 98 94
Correo: contacto@abedul.mx

Te puede interesar
TV AZTECA | PROGRAMAS