Spain Will Extend Stricter Coronavirus Lockdown As The Death Toll Continues To Rise
Getty
SEVILLA, ESPAÑA.
27 septiembre 2021 20:09hrs
Azteca Deportes
Tendencia

Detenida por comerse los dedos de su compañera de piso

Un suceso inédito registrado por la Policía de Sevilla, en España, le ha dado la vuelta al mundo en lo que parece un caso de brujería y canibalismo.

La brujería es el conjunto de creencias, conocimientos prácticos y actividades que realizan ciertas personas a quienes se les conoce como brujas, y cuyas acciones están relacionadas con magia y cuestiones sobrenaturales.

Desde la antigüedad es común en numerosas culturas, y en la actualidad nos puede parecer inverosímil que alguien realice este tipo de prácticas. Sin embargo, es más común de lo que creemos.

Te puede interesar: Por tormenta solar, nos quedaríamos sin internet durante meses

Un caso de brujería en España

Prueba de ello, un caso inédito que acaba de registrar la Policía Nacional de España, en donde una mujer ha sido detenida luego de ser acusada por comerse los dedos de su compañera de piso después de arrancárselos. La presunta delincuente también intentó abrirle el abdomen para extraerle las vísceras, en un caso que parece estar relacionado con una práctica de canibalismo y brujería.

El suceso se produjo el pasado sábado en una vivienda del Polígono Norte de la capital andaluza, Sevilla, de acuerdo con la información de medios ibéricos y algunas agencias de noticias.

Alrededor de las 6 PM, tiempo de España, la policía recibió una llamada en donde era notificada por la situación, pues los vecinos escucharon gritos y una pelea en un departamento.

Al llegar al lugar, las autoridades se dieron cuenta de que había una mujer que sangraba demasiado y sobre ella estaba otra señora, que resultó ser de nacionalidad keniana y 45 años, mientras la víctima es congoleña y tiene 48 años.

Te puede interesar: Virus Nipah: Con letalidad del 70%, podría causar la peor pandemia de la historia

En la vivienda también reportaron que se encontraba la hija de la presunta agresora, de seis años de edad, y quien fue testigo de los hechos.

La policía aún investiga lo ocurrido y espera encontrar una resolución oportuna para definir las sanciones que aplicará. También la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía de Sevilla se ha involucrado en la investigación.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Deportes en Google News!