Portada.jpeg
Especial
25 mayo 2021
Itzel García
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Share

Abuelito de 84 años acaba de terminar su carrera de ingeniería

Don Felipe Espinosa, un abuelito de 84 años, acaba de terminar la carrera de ingeniería en la BUAP, institución que tiene su misma edad

Felipe Espinosa Tecapeutla, un abuelito de 84 años, acaba de terminar una carrera de ingeniería, para convertirse en el alumno de mayor edad que se gradúa en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Nacido junto con su Universidad

Hace 84 años en la ciudad de Puebla, ocurrieron dos sucesos aparentemete sin relación: el 14 de abril de 1937, se estableció legalmente la entonces Universidad de Puebla -cuyos antecedentes de remontan a la época de la Colonia-, casa de estudios que en 1956 logró su autonomía, y que en 1987 fuera declarada Benemérita.

También hace 84 años, en la misma capital del estado, nació don Felipe Espinosa Tecuapetla, quien en este 2021, se acaba de convertir en el alumno más longevo en egresar de la BUAP.

Viudo y padre de cinco hijos, antes de ingresar a la universidad, Espinosa Tecuapetla se dedicaba al comercio. Pero hace unos años sufrió un accidente y en su recuperación, le surgió la idea de estudiar una profesión: medicina. Sin embargo, al tratarse de una carrera de difícil ingreso, optó por buscar una ingeniería.

En 2016, cuando por fin contó con el tiempo y los recursos para estudiar, realizó su examen de admisión y fue aceptado como alumno de la primera generación de la Ingeniería en Procesos y Gestión Industrial, carrera que se imparte en el Complejo Regional Centro, sede San José Chiapa, de la BUAP.

Un reto en todos los sentidos

No fue fácil, pues además de las materias, tuvo que adaptarse a nuevas tecnologías de educación.

“El reto consistió no solamente en tener alguien de su edad, sino en poder formarlo en todas estas habilidades digitales, que posteriormente sirvieron para atender todas las tareas, actividades y demás”, comenta César Argüello, profesor de don Felipe.

En la PC.jpeg
Especial
Además de las materias de la carrera, don Felipe también tuvo que desarrollar otras habilidades

Así, a paso lento, este hombre aprobó 11 materias por semestre, incluido el idioma inglés. Incluso en los meses más difíciles de la pandemia, nunca dejó de estudiar.

Cuatro años después, finalmente ha concluido su carrera universitaria.

“Yo sí me siento contento, y aquí echándole ganas va uno logrando pasito a pasito. Al que le pido mucho corazón es al de arriba, a Dios, pues la vida nada más” señala el octogenario.

Casi un alumno de intercambio

Según su profesor César Argüello, Felipe tenía la intención de participar en un programa de intercambio internacional, que es parte de las opciones que ofrecen la carrera y la institución, aunque su deseo no pudo concretarse. “Siempre se mostró muy desenvuelto, siempre muy retador, siempre muy echado para adelante”.

Incluso ya realizó su servicio social en una dependencia de gobierno.

El logro de don Felipe Espinosa Tecuapetla le valió la felicitación, vía twitter, del propio rector Alfonso Esparza Ortiz.

Ahora, el nuevo ingeniero en Procesos y Gestión Industrial, al igual que otros 24 compañeros de su carrera, espera poder celebrar pronto su graduación, aunque todavía no tienen una fecha.

En el pizarrón.jpeg
Especial
Don Felipe en una de sus clases

Ahora va por la Maestría

El inexorable paso del tiempo ha dejado huella en sus manos y su rostro, pero nunca ha podido acabar con su deseo de aprender.

“Pues voy a seguir en la estudiada, sí se me hace más fácil... claro, nada más que hay que echarle mucha atención, lo que le expliquen a uno”, los 360 grados, los ángulos, todo... asegura con entusiasmo.

Y es que su siguiente paso, es ingresar a una maestría en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la casa de estudios que le ayudó a cumplir su sueño.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS