rapidos y furiosos
26 julio 2021
Por: Laura Zulian | Digital Drive

Rápidos y Furiosos: 5 veces que Dom y Brian fueron los mejores amigos.

Aunque comenzaron como enemigos, la amistad entre ambos personajes creció tanto en las películas como en la vida real.

Los fanáticos de la saga de Rápidos y Furiosos son testigos de la importancia que tiene la familia en las películas. Uno de los vínculos más cercanos que Dom (Vin Diesel) ha tenido no ha sido con sus hermanos sino con su antiguo enemigo en las películas Brian O’Conner (Paul Walker).

Te puede interesar: ¿Quién es el actor que no aparecerá en Rápidos y Furiosos 10 y 11?

Aunque en las primeras películas Brian era un policía encubierto que debía terminar con las carreras clandestinas de Dominic Toretto, la relación de gato y ratón se convirtió en la mejor amistad que hemos visto en la saga.

La amistad entre ambos se volvió más real aún en las películas dado que la amistad que forjaron se vio reflejada en la pantalla. En esta nota te contamos cinco oportunidades en las que Dom y Brian fueron mejores amigos en la película.

Dom estaba feliz de que Brian fuera papá

Cuando Brian y Mia se enteraron que estaban esperando un bebé, Brian dudó mucho si decírselo a Dom porque este era el hermano de Mia en las películas. Sin embargo, Dom se sintió sumamente feliz por la noticia.

Dom deja que Brian gane una carrera de resistencia

Luego de un robo en Río, Dom y Brian hacen una carrera rápida en la que apuestan un millón de dólares y Dom deja de Brian la gane luego de enterarse de que va a ser padre, a modo de regalo para su amigo.

El último viaje

En la escena final de Rápidos y Furiosos 7, el final tuvo que ser alterado ya que Paul Walker murió antes de que terminara la película. Los productores resolvieron el final con Brian jugando con su hijo en la playa, mientras todo el resto los observa. Dom se va sin despedirse, para que Brian lo alcance. Ambos terminan sus participaciones juntos con esta escena en la que manejan sus autos preferidos.

El auto de diez segundos

La base narrativa de toda la película se basa en esta idea del auto de diez segundos y es con lo que termina la última escena de la primera película en la que Brian le entrega las llaves de su Toyota y le dice: “Te debo un auto de 10 segundos” y deja a ir a Dom antes de que la policía lo capture.

Brian salva a Dom de un arresto

Brian salva a su amigo cuando la policía lo perseguía a pie. Como agradecimiento, Dom le entrega nada menos que una cerveza.

También te puede interesar: The Rock responde a Vin Diesel tras conflictos en Rápidos y Furiosos.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca UNO en Google News!
TV AZTECA | PROGRAMAS