Captura de pantalla 2019-10-03 a la(s) 18.52.41.png
03 octubre, 2019
Azteca Deportes
Especiales Azteca

¿Cuántas historias del futbol hubieran cambiado?

La mano de Dios, El “Famoso no era penal” y un sin fin de anécdotas.

En ocasiones las cosas que más quita el sueño en las noches, no son los pensamientos que despiertan el lívido y la pasión, en el caso de los futboleros es la clásica pregunta ¿Qué hubiera pasado si...?

  En el mundo del fútbol han existido historias que de no ser por tomas de televisión y la magia del video, jamás en nuestra futbolera vida hubiéramos sabido la verdad.

Por eso nos damos a la tarea de darle una escarbada a los anales de la historia y recordaremos las jugadas que hubieran cambiado el destino de los equipos si hubiera existido nuestro amigo y siempre fiel compadre, el VAR.

La mano de Dios 1986

La primera que se me viene a mí mente algo borrosa, es la jugada de Diego Maradona ante Inglaterra en el mundial de Mexico 1986.

Fue una mano que todo el mundo vio, eso significó el pase de Argentina a la final del mundial.

El árbitro era el tunecino Ali Bennaceur y el juez de línea, el búlgaro Bogdan Dochev, ¿Se imaginan que escándalo huebiera armado él pelusa en el estadio Azteca?

Ahora vamos a un recuerdo más fresco, el clavadazo de Robben en Brasil 2014.

Para no perder esa bonita costumbre, México nos regaló un golazo por medio de Giovanni Dos Santos, fiel al Cruz Azul, la Selección Azteca se dejó empatar sobre el final del partido.

En tiempo de compensación, Arjen Robben encaró a Rafita Márquez dentro del área y se tiró al piso apenas sintió la marca del defensa mexicano.

Con el VAR el portugués Pedro Proença nunca hubiera marcado el penal, esa ocasión todos tomamos juguito de la derrota.

En 2010, vivimos los orígenes de lo que podría ser un VAR indirecto y ustedes dirán, ¿De qué habla este carnal?

Y yo les contestaré: Esa noche en Johannesburgo Argentina comenzó ganando con un gol de Tévez en un obvio fuera de lugar, un error de programación en las pantallas del estadio salió la jugada con la marca de offsite y los jugadores mexicanos se dieron cuenta y le reclamaron airadamente al árbitro italiano Roberto Rosetti, quien no pudo apoyarse con esa toma, pues aún lo FIFA no aprobaba ninguna ayuda con video para los silbantes.

Tal vez Mexico hubiera caído o no, pero se hubiera encontrado con Alemania en el famoso quinto partido, chance hubieran echo lo de Rusia 2018 y de ahí para el real y pum, México campeón del mundo...

La mente es muy poderosa y soñar no cuesta nada...

VIDEOS