Brown estaba molesto por una multa que le impuso el equipo tras su exabrupto en prácticas contra el gerente general Mike Mayock. Imagen: AP
Jeff Chiu/AP
05 agosto, 2020
Azteca Deportes
Ritual NFL

¡Ay, Antonio!

Ojalá Brown tenga el temple para guardar sus opiniones al ámbito personal y dentro de su círculo

Por Lalo Ruiz

Antonio Brown sigue siendo tema de conversación a pesar de no estar afiliado a ninguna organización. La razón, el uso de las redes sociales para exponer un mensaje (la validez del mensaje solamente la sabe su interlocutor aunque el resultado sigue siendo que esté presente, que se hable de él, o en este caso que se escriba para ser más específico).

Enfocándome cien por ciento en lo deportivo y lo que ha hecho dentro del campo así como sus exabruptos fuera de él queda sobre la mesa la pregunta que muchas organizaciones se están planteando en este momento. Lo traigo a mi equipo aunque es un lío poderlo controlar ¿es una bomba de tiempo? ¿se puede tener a AB en el equipo resguardado y alejado de cualquier escándalo?

¿Qué tanto vale la pena aventarte esa bronca encima? La respuesta a esas interrogantes no las tengo yo aunque lo único que si pondero es ¿vale la pena tomar ese riesgo? ¿vale lo que cuesta? No solo en cuanto a lo económico ya que el valor no solamente es económico sino además en el control de crisis que seguro habrán a lo largo del camino.

Ojalá Brown tenga el temple para guardar sus opiniones al ámbito personal y dentro de su círculo o en su defecto que controle el ímpetu de hacerlo a través de una red social o un medio donde pueda detonar su mensaje y de lo que se hable referente a su persona sea porque regresó a la actividad dentro del emparrillado.

Te Recomendamos
VIDEOS