Carson Wentz
07 diciembre, 2020
Eduardo Ruiz
Ritual NFL

La incertidumbre en Philadelphia va más allá de Carson Wentz

A pesar de que la organización no le otorgó al pasador las herramientas necesarias, su futuro dentro del equipo es incierto y riesgoso para ambas partes.

Después del duelo entre las Águilas de Philadelphia y los Empacadores de Green Bay, no solo surgió una derrota para el equipo de Doug Pederson, sino que además los aficionados pudieron darse cuenta del material o capital humano (potencial) que tiene Jalen Hurts.

En la conferencia de prensa tras la derrota, el entrenador en jefe estuvo frente a los medios de comunicación y esto fue lo que dijo después de sentar a Wentz:

“Escuchen todos, necesito repasar este partido, me acaban de escuchar decir que necesitábamos una “chispa” para intentar que las cosas salieran, tengo que repasar las lesiones, el video del partido. Muchas cosas que tengo que considerar y evaluar antes de que se decida cualquier cosa”, indicó.

Muchas cosas que tengo que considerar y evaluar antes de que se decida cualquier cosa.
Doug Pederson

La derrota, aunada a la crisis que vive el equipo de Las Águilas tras los malos resultados esta temporada, trae una oleada que es imposible detener y sobre todo que deja demasiadas dudas con respecto a quién será el titular en el siguiente partido contra Nueva Orleans, pero sobre todas las cosas si Carson Wentz continuará su carrera en la organización.

La decisión no solo es del entrenador. Si decide cortar a Wentz para la próxima temporada, partiendo del alto costo que tendría para ellos, a pesar de que lo despidieran, tendrían que pagarle al menos una temporada más, la módica cantidad de 25.4 millones de dólares en salario y bonos, además de que si lo traspasan de equipo, oscilaría el costo del jugador entre los 30 y 40 millones de dólares en el tope salarial.

Las críticas a un deportista cuando no da los resultados se tornan fáciles pero: ¿qué debe hacer Philadelphia?

No están libres de culpa, no le otorgaron las herramientas necesarias para que funcionara el equipo, aunado a las lesiones. Sin embargo, también deben considerar tomar la decisión más complicada, que es mantenerlo, y esto no quiere decir que el jugador se ha entregado o ha jugado como se esperaba, a pesar de los problemas que tiene el equipo; sin embargo cortarlo no es una opción, es una decisión demasiado cara.

Para el partido contra Nueva Orleans se debe considerar dejar jugar a Jalen Hurts por dos factores: el primero, saber si tiene lo necesario para sobrevivir a pesar de las carencias que tienen en el plantel, y la segunda es modificar dentro de los limites permisibles en esta instancia el estilo de juego del equipo.

En la temporada baja y sin empeñar su futuro no es posible un cambio de raíz, sin embargo, Wentz no está acabado, tiene años fructíferos dentro de la NFL pero no podemos garantizar que sean dentro de Philadelphia.

VIDEOS