Kaepernick fue el primer jugador de futbol americano en protestar contra el racismo durante la interpretación del himno nacional en los partidos de la NFL / Foto: Especial
25 agosto, 2020
Azteca Deportes
Ritual NFL

Godell y la NFL rectifican cuatro años tarde

El comisionado de la liga se disculpa con Colin Kaepernick.

Por Pedro Domínguez/Azteca Deportes

  Colin Kaepernick fue a todas luces el pionero en la campaña de protestas contra el abuso racial y policiaco en la NFL. La historia es bien sabida. Comenzó a hincarse durante la ceremonia del himno, algunos colegas se le unieron y la siguiente temporada, se encontró sin trabajo. Le costó la carrera a Kaepernick y cuatro años de espera, pero por fin consiguió el apoyo de la NFL.

Desde que se quedó sin empleo en la liga, los siguientes tres años no cambió su voluntad de jugar en la NFL, pero tampoco estaba dispuesto a ceder ante una protesta que ahora sabemos era realmente un problema desde entonces. La NFL tampoco cambió, no lo aceptó hasta que decidiera dejar su “rebelión”. Y por supuesto, el Comisionado de la NFL, nunca se inmutó en pedir una disculpa a Kaepernick y a todos aquellos a los que silenciaron mandándolos a hincarse al vestidor si es que querían seguir haciéndolo. Nada cambió de 2017 a 2019. Pero como bien sabemos, 2020 no es un año cualquiera.

Fue necesario un video inhumano en el cual se comprobaba la brutalidad policiaca contra la raza afroamericana para entender que lo de Kaepernick no era un berrinche, tampoco una forma de llamar la atención o un desafío al sistema. Pedía ayuda, usó su plataforma y tuvo los suficientes pantalones para continuar haciéndolo aunque ello le costara el trabajo.

Hoy, cuatro años más tarde, Goodell en una disculpa deja ver que efectivamente a Kaepernick se le apartó de la liga. Cuatro años después le pide por primera vez una disculpa a un jugador que le han robado los años mozos de su carrera. Hoy, Goodell afirma que se equivocó, que desearía haber escuchado a Kaepernick y que no habrá sanciones para los que decidan protestar hincándose o de cualquier otra manera. Es más, hasta los apoyará.

La mancha enorme siempre estará en manos de la liga y del Comisionado, pero si ya tuvieron la capacidad de reconocer su error y rectificar, ¿por qué no darles el beneficio de la duda? Esperando que este sea un nuevo inicio para una liga en el que sus principales estrellas y el 70% de sus jugadores son afroamericanos. En Washington se nombró al primer Presidente afroamericano de una franquicia en la historia de la liga. Aún son muy pocos los dueños, Gerentes Generales o Head Coaches de color, algo malo existe ahí claramente. Pero esperemos que la aceptación de culpa de Goodell sea un parteaguas en la historia de la liga.

VIDEOS