NFL


05 agosto, 2020
Azteca Deportes
Ritual NFL

Juegue Balón: En el negocio todo bien... en lo demás “qué importa”

La NFL sigue adaptándose para su regreso.

Por Eduardo Ruiz

  Siempre algo nuevo conlleva un proceso de adaptación a la información y sobre todo hacerla propia para que puede tener impacto real en la vida de quien comenzó su andar por ese sendero, que te sirva en pocas palabras.

Es el caso de lo que ocurre dentro de la NFL, hay nuevas palabras con las que jugadores, representantes y organizaciones cada vez se familiarizan más: estipendios, optar por salir del contrato y la incertidumbre con respecto al presente y futuro inmediato.

Hay una nueva cláusula en el contrato de todos los jugadores después de que se aprobara la “CA” Covid Amendments (tras una reunión extraordinaria entre la unión de jugadores y la liga – la segunda en un período de cinco meses) y a pesar de que se había estipulado que no afectaría el tope salarial este año, es una completa y absoluta retención de datos al por mayor; no mentira porque optaron por no desglosar el cómo y “el diablo se esconde en los detalles”.

¿A qué me refiero?

El tope salarial estaba estimado que sería de 198 millones de dólares para este año pero enumeraré a continuación todo lo que los jugadores dejarán de recibir, todo lo que se pagaba y ahora ya no:

• Segundo plan de ahorro profesional
• Anualidad
• La indemnización por despido
• Pago basado en el rendimiento
• Ayuda para la matrícula
• Pago de la semana de descanso de los playoffs
• Pago Pro Bowl (a menos que se juegue Pro Bowl)

Y aunque regresarán en el 2023, técnicamente los obligaron a aceptar hacerle un préstamo de 17 millones de dólares a la liga. ¡Ah! pero cabe aclarar que esto es por equipo, que afecta a todos los jugadores más no al negocio. Poniéndolo en números, que esos no mienten ni se andan por las ramas, 544 millones menos por año.

La otra: jugadores que opten por no jugar esta temporada recibirán un estipendio (debo confesar que recurrí al diccionario para saber que significaba y es: cantidad de dinero que se paga a alguien por realizar un trabajo) pues tampoco es eso.

Resulta que los 150 mil dólares que les den a los jugadores que tienen contrato vigente y decidan no jugar la próxima temporada es un vil y llano préstamo que se les descontará la siguiente temporada de su sueldo.

Así que cada vez más es notorio que los dueños no pierden, que las cosas se forman en beneficio del negocio y generar dinero y que la parte humana, aunque se consideró, se relegó por detrás del dinero.

VIDEOS