NFL: New England Patriots at Seattle Seahawks
Joe Nicholson/USA TODAY Sports
24 septiembre, 2020
Pedro Domínguez
Ritual NFL

Las Vegas coincide con Belichick: Russ es el mejor jugador de la NFL

Si bien es cierto que dos semanas es muy poco tiempo como para echar campanas al vuelo, dos autoridades máximas de la NFL están de acuerdo sobre quién es el mejor jugador de la actualidad en la liga.

“Está infravalorado por medios y afición. No veo que haya algún jugador mejor que él en este momento”. Si Bill Belichick habla así sobre cualquier jugador hay que prestar atención. Belichick no es extraño para elogiar a sus rivales, pero tampoco es un tipo que cada siete días salga a decir que éste o aquel es el mejor jugador de la liga. Así habló de Russell Wilson y eso fue antes de la exhibición que dio “Russ” ante los Patriots. Un juego que no hizo más que respaldar las palabras de Belichick.

  Dejemos claro algo: si, las defensas de Belichick suelen ser de las mejores de la liga. Si, también han perdido muchos juegos y han permitido buenas actuaciones de algunos quarterbacks, normal. Pero lo que es completamente anormal es ver a un quarterback destrozar repetidamente a una defensa de los Patriots y que esta no encuentre respuestas a lo largo del mismo juego. Un dato más para contextualizar: la presencia de Stephon Gilmore.

El ganador más reciente al premio de Mejor Defensivo de la NFL no vio lo duro sino lo tupido contra Wilson. Normalmente los quarterbacks rivales no suelen lanzar en su dirección por que saben la poca probabilidad de éxito que tienen, incluso es peligroso pues Gilmore no solo impide recepciones, también consigue intercepciones, pero Russ no es como otros quarterbacks. A lo largo de todo el partido, lo atacó sin parar generando una altísima producción. Cuando atacaron a Gilmore, Russ y sus receptores consiguieron más de 150 yardas y un pase de anotación, números que no permitía el cornerback de los Patriots desde 2016 cuando todavía estaba en los Bills de Buffalo o dicho de otra forma, cuando no había enfrentado a Wilson. Al final, Russ no consiguió uno, sino cinco pases de touchdown contra una defensa que si bien está debilitada, ninguna defensa de Belichik permite regularmente esos números. Pero Wilson los logró y apiló a los cuatro pases de anotación que ya le había hecho a Atlanta en la semana uno. Este temprano y contundente éxito tiene una razón de ser que es tan obvia como sorpresiva: por fin le soltaron la correa.

A lo largo de nueve años con Seattle, el equipo siempre mantuvo el ataque terrestre como su principal eje ofensivo y a Wilson lo usaban como un gran complemento. Idea que para muchos, incluyendome, rayaba en lo absurdo. ¿Cómo es una buena idea tener a uno de los mejores cinco quarterbacks de la liga y no dejarlo lanzar desde la primera mitad? Nadie sabe la respuesta, pero afortunadamente esa pregunta ya no va más. Sorpresivamente y contrario a tendencias de años anteriores, esta temporada, la ofensiva de Seattle es una de las más propensas a lanzar, algo que naturalmente iba a favorecer a Russ. A eso sumas a las defensivas tan endebles que ha enfrentado y enfrentará hasta la semana número siete y la fantástica dupla de receptores que tiene, el resultado es que la afición y medios caigan en esto que Belichick no comprendia: “¿cómo es que ven a alguien superior a Wilson?”. Algunos de inmediato trajeron a colación el nombre de Mahomes y ahí hay un punto interesante pero perfectamente explicable.

Patrick Mahomes es el quarterback más talentoso de la NFL, quizá de toda la historia (no lo digo yo, lo han dicho Brett Favre, Kurt Warner o Tony Romo), pero no es aún el quarterback más completo. En el mes de marzo, el mismo Mahomes aceptó que apenas está aprendiendo a leer defensas rivales y si bien eso solo debe espantar aún más al resto de la NFL, es un argumento que favorece el caso de Wilson como el mejor quarterback de la actualidad. Él ya sabe leer defensivas, está en su “prime”, tiene toda la experiencia y al igual que Mahomes es sumamente talentoso. Si no pasa nada extraño, cuando Mahomes llegue a la edad de Wilson podría ser uno de los mejores de la historia, pero por el momento el mejor es Russ. ¿Más pruebas? Las Vegas.

Si algo odian y no se permiten hacer en la capital del juego es perder dinero. Hay cosas tan obviasy predecibles que el márgen que dan para equivocación es mínimo. Por ello después del juego contra Nueva Inglaterra, Russell Wilson pasó a estar encima de Patrick Mahomes y Lamar Jackson como el favorito para ganar el MVP. Los últimos años había estado siempre en el top 5, pero Seattle no le daba libertad. Ahora la tiene y, lean bien, si no pasa nada extraño va a ganar ese premio caminando.

VIDEOS