ver fotos
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    A man sits beside a car, washed away by floods caused by Typhoon Goni, in Barangay San Isidro, Batangas City, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    A woman wearing a mask for protection against the coronavirus disease (COVID-19) carries a baby inside a modular tent at an evacuation center, where residents from low-lying areas took shelter following Typhoon Goni, in Quezon City, Metro Manila, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    A family eats their breakfast inside a modular tent in an evacuation center, where residents from low-lying areas took shelter following Typhoon Goni, in Tondo, Manila, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    A man sits on furniture covered in mud following floods caused by Typhoon Goni, in Tierra Verde subdivision, Batangas City, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    A man reacts as he stands in a house covered in mud following floods caused by Typhoon Goni, in Tierra Verde subdivision, Batangas City, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Objects covered in mud are pictured inside a house affected by floods caused by Typhoon Goni, in Tierra Verde subdivision, Batangas City, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Dogs are seen outside a house damaged by Typhoon Goni, in Barangay San Isidro, Batangas City, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez
  • Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    Las intensas lluvias y los vientos huracanados dejaron a una aldea completa sepultada en el barro, al menos 20 personas murieron y decenas de miles tuvieron que ser evacuados. Las Naciones Unidas están evaluando las necesidades y apoyando al pueblo filipino, informa el organismo internacional.
    A dog covered in mud rests outside a house affected by floods caused by Typhoon Goni, in Tierra Verde subdivision, Batangas City, Philippines, November 2, 2020. REUTERS/Eloisa Lopez TPX IMAGES OF THE DAY

FOTOS | Súper Tifón “Goni” deja al menos 20 muertos en Filipinas; es el más intenso del 2020

FOTOS | Súper Tifón “Goni” deja al menos 20 muertos en Filipinas; es el más intenso del 2020
Se reportan inundaciones y daños materiales; entre los muertos se encuentra un niño de cinco años debido a ahogamiento y al derrumbe de escombros

El tifón “Goni” ha confinado a los filipinos en sus casas. Las imágenes evidencian la intensidad de este fenómeno, considerado el más intenso de 2020 en todo el planeta, con unos vientos similares a los de un huracán de categoría 5. Las ráfagas pueden alcanzar los 350 kilómetros hora.

De acuerdo con la agencia Reuters, se espera que en las próximas horas “Goni” atraviese varias partes de la región de Bicol y Luzón central donde el Gobierno ya ha evacuado a más de 150.000 personas, en su mayoría residentes de las zonas con mayor riesgo y con viviendas precarias.

En esta ocasión, la lucha contra los elementos cuenta con una dificultad añadida más: la pandemia del coronavirus. Las autoridades han pedido a los evacuados que no olviden el distanciamiento social y la notificación de cualquier posible síntoma.

Las agencias de la ONU y los actores humanitarios en Filipinas se están movilizando para apoyar a las comunidades afectadas por el súper tifón Goni, que se ha extendido por todo el país, dejando una devastación masiva a su paso.

El tifón, nombrado localmente como Rolly, tocó tierra en la madrugada del domingo (hora local) con vientos catastróficamente violentos de hasta 280 kilómetros por hora y lluvias torrenciales que afectaron 230 kilómetros a la redonda.

Hasta el momento se reportan alrededor de 68,6 millones de personas afectadas, de quienes 24,3 millones viven en las zonas más golpeadas por el fenómeno natural. Unos 724.000 niños de las familias más vulnerables también fueron afectados, informa la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

“Las agencias de la ONU y las ONG humanitarias ya están trabajando con los departamentos y oficinas gubernamentales pertinentes, la Cruz Roja de Filipinas y con grupos del sector privado para coordinar nuestros esfuerzos en apoyo a la realización de evaluaciones rápidas de necesidades, y para ayudar rápidamente a las personas más vulnerables atrapadas en la senda destructiva del tifón”, aseguró Gustavo González, coordinador Humanitario de la ONU en Filipinas.

02 noviembre, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Videos
Share
MÁS NOTICIAS