Jorge Zarza
26 junio 2021 15:06hrs
Jorge Zarza
Salud - Educacion - y -Bienestar -Videos
Compartir

Rostros de México: Hay tamaaaaaales… de poesía

Este Avión de Papel nació hace un par de años y desde entonces no ha dejado de recorrer los lugares con más concentración de peatones.

Cinco minutos antes de las 8 de la noche siempre se escucha detrás de la puerta de mi casa el sonsonete de una garganta que pide clemencia. Acérquese y pida sus ricos tamales oaxaqueños. Hay tamales oaxaqueños, tamales calientitos. No siempre salimos a comprar, pero una que otra vez nos damos el gusto de merendar este manjar cubierto en hoja de plátano alto en calorías.

En busca de los #RostrosDeMéxico, el equipo élite de Fuerza Informativa Azteca, integrado esta vez por Ricardo Ruiz, Carlos Olaf y Esteban Sánchez, nos llamó la atención un triciclo de tamales estacionado frente al Palacio de bellas Artes. No vendía tamales, ofrecía poesía zapoteca y mixteca envuelta en hojas reciclables.

Nos acercamos a degustar un par de estrofas que salían de la garganta de un joven oaxaqueño que pertenece al colectivo Avión de Papel, una inciativa poética que busca llevar la cultura zapoteca a través de un carrito de tamales que circula por el primer cuadro de la Ciudad de México.

Nos atrapó de inmediato por su sencillez y amabilidad. Vestía una camisa tejida por manos indígenas que portaba orgulloso, mientras nos mostraba los “tamales” de diversos autores. Algunos eran poemas escritos con profundos pensamientos sobre la existencia del hombre; otros más, eran párrafos románticos que relataban el amor de una pareja, y uno que otro, hablaba desde la soledad o la tragedia.

Había pues, de todo, de dulce y de chile. La forma de vender de estos poetas es a través de la palabra. En cuanto se acerca algún curioso inmediatamente le regalan un folleto con algún poema escrito en lengua zapoteca y empiezan a leerlo en voz alta. Su tono de voz, suave pero poderoso, atrapa al potencial comprar. Nadie se resiste a la poesía cuando sale de un corazón transparente.

Estos jóvenes tienen ese don para transportar a quien los escucha hasta la zona de Mitla donde a lo lejos se puede escuchar el tamborileo imaginario que anuncia un ritual ancestral y sagrado. Probamos de casi todos los sabores y colores; y cuando estábamos por concluir las entrevistas, otro de los poetas empezó a entonar unas estrofas zapotecas al ritmo de HipHop.

En un abrir y cerrar de ojos, mucha gente empezó a rodear a este artista que aceleraba sus sentidos al saberse escuchado con interés. Sus manos simulaban estar frente a un tocadiscos invisible, movía su cabeza de un lado a otro y encorvaba su cuerpo para exagerar su interpretación urbana. Los aplausos fueron su única propina. Solo una familia se acercó al triciclo tamalero para comprar un par de libros.

Este Avión de Papel nació hace un par de años y desde entonces no ha dejado de recorrer los lugares con más concentración de peatones. Si alguna vez lo ve, acérquese y pida sus ricos tamales de poesía. A veces, necesitamos una buena dósis de calorías para el alma.

TE PUEDE INTERESAR: Jorge Zarza descubrió un secreto del beisbol, el bate artesanal hecho en México

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS