Toto orangután zoológico de Chapultepec
Twitter @SEDEMA_CDMX
09 diciembre 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Muere el orangután Toto, habitante del zoológico de Chapultepec

Toto estaba por cumplir 30 años, el orangután murió en el zoológico de Chapultepec, lugar donde lo criaron desde pequeño.

Uno de los habitantes del zoológico de Chapultepec, el orangután Toto, murió este miércoles, pocos días antes de cumplir 30 años, los cuales permaneció en este sitio de la Ciudad de México (CDMX).

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la CDMX informó sobre la pérdida de Toto, a quien describió como “uno de los más queridos embajadores de la conservación de la vida silvestre”.

El orangután tenía 29 años con 11 meses, durante este tiempo acompañó los esfuerzos de los zoológicos de la capital, enfocados en la conservación de especies amenazadas o en peligro de extinción .

Toto nació el 26 de diciembre de 1991, desde ese momento habitó en el zoológico de Chapultepec, lugar que esta semana notó una pérdida del apetito y comenzó un tratamiento médico para atender sus trastornos gastrointestinales.

El 7 de diciembre de este año, “Toto volvió a presentar falta de apetito y dolor abdominal, por lo que se obtuvieron muestras biológicas, para realizar pruebas diagnósticas de laboratorio y así poder monitorear su estado de salud”, precisó Sedema.

Sin embargo, este miércoles 8 de diciembre Toto lucía deprimido y estuvo recostado en su tarima, el equipo médico veterinario y los cuidadores trataron de reanimarlo, sin éxito.

Con el apoyo de diversos patólogos y especialistas, se han estado obteniendo muestras biológicas para procesar en los laboratorios a fin de conocer a detalle la causa de su fallecimiento.

Desde su nacimiento, Toto tuvo contacto directo con los humanos

Desde que nació, el orangután recibió los cuidados necesarios en el zoológico de Chapultepec , fue criado con biberón ya que su madre no producía leche para alimentarlo, por lo que en sus primeros siete años de vida estuvo en contacto directo con los humanos.

Por lo anterior, el aprendizaje de Toto y el reconocimiento de su entorno se dio como una improntación con el ser humano y no con su propia especie, señaló Sedema.

Toto era un animal híbrido, sus padres Lisa y Woody también eran híbridos, pues eran procedentes de madres de la especie orangután de la Isla de Borneo y padres de la Isla de Sumatra.

Como habitante del zoológico de Chapultepec , Toto permanecía en un recinto remodelado, donde tenía acceso a tres espacios diferentes: un albergue naturalístico, un jardín y una casa de día.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS