Los perros también son desplazados por la guerra en Gaza

Un joven que tenía 16 perros antes de la guerra en Gaza logró recuperar tres de sus mascotas; ahora todos están en un campamento en Rafah, al sur del enclave.

Videos
Mundo
Por: César Contreras

Ante los más de 2 millones de personas desplazadas por la guerra en Gaza, mascotas como los perros también deben sufrir las inclemencias del conflicto.

Tal es el caso de Hassan Abu Saman, quien logró recuperar a sus tres perros y los llevó a la zona de Rafah, al sur del enclave. El joven de 17 años contaba en un inicio con 16 lomitos, pero debido a la guerra, él tuvo que huir de su casa con su familia.

“La guerra comenzó y entonces huimos. Fuimos desplazados y sólo podíamos llevar tres perros: Dahab (oro, en árabe), Lucy y Mufaz. Entonces fuimos los únicos que pudimos llevarnos (...) Son muy queridos para mí, son mis amigos de otra clase. Ellos también fueron lesionados por la guerra, la casa colapsó cuando estaban dentro y rescatarlos fue difícil.”, declaró el adolescente a la agencia Reuters.

“La usamos para beber”: Desplazados en Gaza recolectan agua de lluvia para sobrevivir

Así viven con sus perros en Gaza en un campamento para refugiados

Al intentar volver por el resto de mascotas, el joven no los encontró, ya que habían escapado. Cuando regresó por segunda ocasión en su casa en la ciudad de Al-Nuseirat, la encontró bombardeada.

Hassan convive con sus perros en el campamento para personas refugiadas, en medio de la arena cerca de la costa. Los niños también se acercan a los perros y juegan con ellos.

Los perros también sienten la guerra

El mayor problema para sus mascotas es encontrarles comida, ya que deben recibir un alimento especial, el cual ya no está disponible, por lo cual sus perros Lucy y Dahab han perdido peso. El joven asegura que sus perros también han sufrido emocionalmente debido a la guerra en la Franja de Gaza.

“Él (su perro Mofaz) se ha sentido triste por la guerra”, menciona Saman sobre el más grande de sus tres mascotas.

El adolescente no está seguro sobre su futuro, el de su familia ni el de sus mascotas. “Si volviéramos, la casa está destruida. Él no tiene una casa ni nada”, declaró el adolescente.

Otras Noticias

×