leña
15 noviembre 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Monóxido de carbono: enemigo invisible y mortal durante época de frío

Mitigar las bajas temperaturas en la época de frío usando leña en anafres o chimeneas podría ser mortal, pues se produce el monóxido de carbono, un gas tóxico.

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México, emitió recomendaciones muy sencillas para los capitalinos que deban hacer uso de la chimenea, anafres o calentadores para mitigar las bajas temperaturas en esta época de frío. Y es que al quemar leña se produce el llamado monóxido de carbono, un gas tóxico que podría ser mortal.

Recomendaciones para evitar intoxicación por monóxido de carbono

Conoce las recomendaciones que dan expertos de Protección Civil para evitar ser víctima de intoxicación por monóxido de carbono, un gas tóxico que puede ser mortal.

1- El calentador de agua y la instalación de gas deben estar al exterior de la vivienda.

2- Se debe mantener la cocina ventilada.

3- Revisa que la flama que emite la estufa sea azul y no roja.

4- En el caso de utilizar anafres para calentar habitaciones ante las bajas temperaturas, apagalos antes de dormir.

5- En el caso de velas y veladoras, se recomienda colocarlas sobre un plato con agua y lejos de sustancias inflamables, cortinas o muebles; apagarlas al salir de casa o al irse a dormir.

De acuerdo a la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la Ciudad de México, para evitar percances en el hogar en esta época de frío, deberás verificar que las instalaciones eléctricas y de gas se encuentren en óptimas condiciones; si presentan daños, realiza los trabajos correctivos.

En el caso de la instalación eléctrica se recomienda:

-No sobrecargar los enchufes de luz

-Desconectar los aparatos eléctricos cuando no se utilicen

-No usar “diablitos”

-No tocar con las manos mojadas aparatos eléctricos que se encuentren conectados a la corriente eléctrica

Recuerda que las fugas de gas son la causa principal de flamazos, incendios y explosiones. Por ello, es importante revisar las conexiones así como los cilindros cada seis meses, y después de que ocurra un sismo.

¿Qué hago para identificar posibles fugas y evitar incendios?

-Al comprar un cilindro de gas L.P. comprueba que no presente golpes y/o abolladuras, corrosión o que desprenda fuerte olor a gas.

-Si percibes olor a gas o se escucha un silbido, moja las partes sospechosas con agua y jabón, la presencia de burbujas significa que hay una fuga. De inmediato reportarla.

-Coloca el cilindro en piso firme, nivelado y en el exterior de tu hogar.

-No expongas el tanque a ninguna fuente de calentamiento; la distancia mínima a un elemento que genere chispas, es de 1.5 metros.

-No perforar, golpear o utilizar el cilindro para fines distintos al almacenamiento de gas L.P.

-Al cocinar, no dejes los quemadores de la estufa o el horno encendidos sin vigilancia.

-Antes de dormir o al salir de viaje, cierra las llaves del tanque de gas.

Recuerda que para cualquier emergencia, en esta época de frío, puedes llamar al 911, al 5658 1111 de Locatel y al 55 5683 2222 de la SGIRPC.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS