El monstruo de Auschwitz Experimentó con humanos y huyó a Argentina.jpeg
17 marzo, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

El monstruo de Auschwitz: Experimentó con humanos y huyó a Argentina

Su nombre es Josef Mengele y es conocido como el monstruo de Auschwitz por experimentar con humanos, a quienes amputaba sus miembros para intentar injertos.

Nació el 16 de marzo de 1911 y murió el 7 de febrero de 1979, con una biografía difícil de analizar para los psicoanalistas por todo el terror que causó en sus 67 años de vida. Josef Mengele es recordado como “El monstruo de Auschwitz” o “El Ángel de la Muerte” por realizar experimentos mortales con humanos, a quienes les amputaba sus miembros para después intentar injertos.

De profesión médico y oficial alemán de las ‘Escuadras de Protección, una organización militar y de seguridad al servicio de Adolf Hitler, fue uno de los responsables de la muerte de decenas de víctimas al interior de las cámaras de gas.

El monstruo de Auschwitz: Experimentó con humanos y huyó a Argentina

Antecedentes e ideología nazi

Josef Mengele fue hijo de Karl Mengel, fundador de una empresa agrícola, tuvo dos hermanos; mostró gusto por la música, el esquí y el arte, y estudió medicina y filosofía en la Universidad de Múnich en Alemania.

Orientado por el científico Otmar Freiherr von Verschuer, se enfocó en los factores genéticos que originaban ciertos padecimientos, como la barbilla partida o el labio leporino.

En 1939 se casó con Irene Schönbein, con quien tuvo un solo hijo de nombre Rolf.

A lo largo de su carrera profesional realizó un doctorado en Antropología y otro en Medicina y se desarrolló como investigador. Pero fue en 1937 cuando se sumaría al partido nazi y en 1943 llegaría a Auschwitz como oficial médico en plena Segunda Guerra Mundial. Aquí comenzaría una serie de experimentos genéticos en personas de diferentes edades.

A lo largo de su vida estuvo influenciado por la ideología nazi, la higiene racial, la eugenesia y el expansionismo territorial a cargo de los alemanes.

El monstruo de Auschwitz: Experimentó con humanos y huyó a Argentina

Te puede interesar: Beijing se tiñe de marrón por la peor tormenta de arena en una década

Experimentos con humanos

En Auschwitz usó prisioneros del campo de concentración para investigar sobre por qué algunas personas tenían los ojos de diferente color, las características de los gemelos (para defender la superioridad de la raza aria) o de talla pequeña. Incluso, tuvo su propio laboratorio de patología para realizar disecciones.

Con los niños y niñas trató de ganarse su cariño y confianza para luego enviarlos a los crematorios o asesinarlos con armas de fuego, inyecciones letales o golpes. Algunos eran bien alimentados para mejores experimentos, aunque nunca demostró empatía por ellos, ya que era antisemita y, por ende, los veía como sujetos inferiores.

A algunos gemelos les inyectó cloroformo o virus de ciertas enfermedades; y si uno moría durante el experimento, el otro era asesinado para disecciones de su cuerpo y estudiar las diferencias.

En el caso de las personas que tenían el iris de dos colores diferentes, les inyectaba sustancias y a otros les extraía los globos oculares para analizarlos. En aquellos que sufrían de enanismo o deformaciones físicas, les colocaba drogas o retiraba sus dientes sanos. También experimentó con embarazadas.

El monstruo de Auschwitz: Experimentó con humanos y huyó a Argentina

Te puede interesar: Aumenta número de menores en Centros de Detención de la Patrulla Fronteriza

Huida a Argentina

Bajo una falsa identidad, en Argentina conoció a Juan Perón en la residencia de Olivos, donde solía pasar su fin de semana como Presidente.

Aquí sería protegido por la comunidad nazi nacional, emprendería una vida como empresario y, a la vez, oculta de sus enemigos que lo querían entregar a las autoridades. Paraguay y Brasil se sumarían a los países donde intentaría ocultarse.

En 1979 perdió la vida por un infarto cerebral cuando nadaba en la playa de Bertioga en Brasil y fue identificado como Wolfgang Gerhard, aunque en 1985 se supo que realmente era Josef Mengele.

Laboratorio de Josef Mengele, el monstruo de Auschwitz.jpeg

Te puede interesar: Alumnos ayudan a profesor que se quedó sin trabajo y vive en su auto

MÁS NOTICIAS