covid 19 cambio climático.jpg
24 mayo, 2020
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas

Share

Especialistas aseguran que el cambio climático también es una emergencia de salud

Especialistas exhortaron a que los profesionales de la salud convenzan a los líderes mundiales de aumentar sus compromisos con el Acuerdo de París.

(Notimex).- La crisis que está por enfrentar el mundo será una prueba sin precedentes de la capacidad de los gobiernos para gestionar los riesgos compuestos.

  La emergencia de la COVID-19 ha eclipsado agudamente el juicio público sobre la crisis climática, pero a medida que continúan los brotes, los gobiernos se enfrentarán con el desarrollo y el ajuste de políticas que aborden posibles colisiones e intersecciones con otras crisis regionales o mundiales.

Te puede interesar:
OMS anuncia que hay 120 posibles vacunas contra el coronavirus

En un artículo publicado en la revista Nature Climate Change Research, los científicos destacan que hay ya un conjunto de evidencia preocupante, que indica que los riesgos climáticos podrían cruzarse con la COVID-19 y la respuesta de salud pública.

“Estos riesgos compuestos exacerban y se verán amplificados por la crisis económica que se desarrolla y las disparidades socioeconómicas y raciales de larga data, de manera que pondrán a poblaciones específicas en mayor riesgo y comprometen la recuperación”, indican los especialistas en el estudio.

Advierten que “esto plantea un tremendo desafío político: mientras se mantienen a la vista los objetivos climáticos y la contención de la pandemia, los países enfrentarán un golpe de crisis de adaptación climática que requiere una respuesta inmediata e, idealmente, una preparación anticipada”.

Es probable que muchos riesgos atribuibles al clima ya estén causando interrupciones o lo hagan en los próximos 12 a 18 meses, añaden. Las tormentas, inundaciones y sequías se encuentran entre las fuentes más aparentes de desplazamiento e interrupción bajo la pandemia.

En especial, piden especial atención a que este año puede ser el más caluroso y que los eventos de calor extremo pueden conducir a un exceso de mortalidad y morbilidad particularmente altas, y probablemente interrumpirán los suministros de energía, los hospitales y los servicios de emergencia, especialmente en las ciudades.

Esto afectaría gravemente a las personas que ya tienen un alto riesgo de enfermedades relacionadas con el calor, incluidos los adultos mayores, quienes viven en la pobreza, quienes tienen condiciones de salud preexistentes, personas encarceladas, sin techo y con problemas de movilidad o discapacidades

Pero aún hay más. “En una escala más amplia, una combinación de factores estresantes climáticos y geopolíticos está impulsando las migraciones forzadas, y las poblaciones desplazadas, así como las que residen en los campos de refugiados, corren un riesgo único de brotes de COVID-19 debido a condiciones de vida incompatibles con el distanciamiento social, y la falta de acceso a pruebas o atención médica. Los cierres de fronteras exacerban aún más estos desafíos”.

También te puede interesar:
¿Cuáles son los requisitos para adquirir el crédito del Fonacot?

MÁS NOTICIAS