fitch
15 abril 2020 18:04hrs
Finanzas - Notas
Compartir

Fitch baja calificación crediticia de México

Con esto, México quedaría a un peldaño de perder el grado de inversión en la escala de la firma internacional.

Fitch Ratings bajó la calificación crediticia de México para su deuda en dólares de largo plazo, de BBB a BBB-, y mantuvo la perspectiva estable, al considerar que el shock económico representado por la pandemia de coronavirus conducirá a una recesión severa en México en 2020, con una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de por lo menos 4.0 por ciento.

Con esta degradación de la nota, México quedaría a un peldaño de perder el grado de inversión en la escala de la firma internacional.

La agencia explicó que una recuperación a partir del segundo semestre de 2020 probablemente se verá frenada por los mismos factores que han obstaculizado el desempeño económico reciente.

“Estos incluyen un deterioro previamente observado en el clima de negocios en ciertos sectores y una erosión percibida de la fortaleza institucional en el marco regulatorio”.

“Incluso en ausencia de una respuesta fiscal financiada por deuda a la recesión económica, es probable que la deuda del gobierno general respecto del PIB aumente al menos seis puntos porcentuales del PIB a casi 50 por ciento, la más alto desde la década de 1980”, alertó.

Fitch recalcó que será un desafió consolidar las finanzas públicas una vez que la crisis haya terminado y regresar la relación deuda/PIB a un camino sostenible.

“Al mismo tiempo, el marco de política monetaria creíble construido alrededor de un tipo de cambio flexible y objetivos de inflación sigue siendo una fortaleza de calificación y ayudará a la economía a absorber el shock externo, mientras minimiza los desequilibrios externos de la cuenta corriente”.

En el lado positivo, la firma internacional esperaría que el comercio ayudará a la recuperación de la economía y prevé que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) entre en vigor a mediados de año, aliviando la incertidumbre que prevaleció desde finales de 2016.

Por el contrario, “el pasivo contingente representado por la deuda de la compañía petrolera estatal Pemex, que totaliza 105 mil millones de dólares o 9.0 por ciento del PIB, sigue siendo un factor de riesgo clave, particularmente en vista de la fuerte caída de los precios del petróleo”.

“Pero el impacto del empeoramiento de la posición financiera de Pemex en el perfil de crédito soberano se anticipó en gran medida en nuestra acción de calificación soberana anterior (junio de 2019) en México”.

Reconoció que existe un riesgo de que México aumente el gasto en más de lo presupuestado, para contrarrestar el efecto del coronavirus y las medidas de salud pública en la economía.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS