Senado de la República
ROMINA SOLIS/NOTIMEX
15 octubre, 2019
Gerardo Segura
Politica - Notas
Compartir

Aprueba Senado revocación de mandato y consulta popular

Regresa a la Cámara de Diputados para su ratificación.

Cd. de México.- El Pleno del Senado aprobó con 98 votos a favor, 22 en contra y una abstención el dictamen de consulta popular y revocación de mandato.

Con la revocación de mandato la ciudadanía podrá solicitar la remoción del presidente de la república o de los gobernadores del país, a través de una consulta popular, en caso de que se considere que no han cumplido de manera adecuada con los mandatos ciudadanos.

El dictamen especifica que la revocación de mandato deberá ser solicitada por los ciudadanos, en un porcentaje del tres por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores.

El proceso deberá ser organizado por el INE y se podrá solicitar en una sola ocasión, durante los tres meses posteriores a la conclusión del tercer año del periodo constitucional de gobierno.

La consulta para la revocación de mandato no podrá realizarse en fechas que coincidan con las jornadas electorales, federales o locales y para que sea válido el proceso, deberá haber una participación de por lo menos, el cuarenta por ciento de las personas inscritas en la lista nominal de electores.

La presidenta de la comisión de Estudios Legislativos, Ana Lilia Rivera del Grupo Parlamentario de Morena subió a tribuna a presentar el dictamen.

“Tanto las modificaciones a la consulta popular, como la implementación de la revocación de mandato, no sólo son acordes con nuestro estado democrático y constitucional de derecho, sino que vienen a robustecerlo, reivindicando la importancia de la democracia representativa y de la voluntad popular como fundamento de todo poder público”.

PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, así como el Verde Ecologista respaldaron a los de Morena y votaron a favor. El coordinador de los senadores del Verde Ecologista, Manuel Velasco fijó la postura por su partido.

“El voto del ciudadano dejará de ser un cheque en blanco, ya que la revocación de mandato genera mayores incentivos para que haya mejores gobiernos, para que la gente pueda exigir resultados y rendición de cuentas a sus gobernantes de manera directa”.

Por el PRI, Miguel Ángel Osorio Chong fue el encargado de subir a defender el dictamen.

“Se logró evitar empatar el proceso con las elecciones intermedias, lo que significaba un atentado contra la equidad del proceso y nuestra democracia construida en los últimos 45 años. Aquí no se legisló para un gobierno, se legisló para un país. Pero aún en ese sentido hay una reflexión que no puedo omitir. Hoy, es cierto, con la revocación de mandato estamos avanzando en contar con más mecanismos de participación ciudadana y democracia directa al interior del Estado mexicano; sin embargo, esta es una herramienta que debe mantenerse fiel a su espíritu. Recordemos la experiencia latinoamericana, que muestra que la tentación de utilizarla no es solamente para terminar un mandato de forma anticipada, sino para extender su duración más allá de las reglas preestablecidas, es decir, buscar y lograr la ampliación de su mandato”.

Los panistas en su mayoría votaron en contra, uno de ellos fue el senador, Gustavo Madero quien argumentó que el propósito de fondo es abrir una vía a la reelección del presidente López Obrador.

“Andrés Manuel pretendía aparecer en la boleta de las elecciones 2021, pretendía hacer campaña y aparecer en la boleta, secuestrar la litis de la elección federal concurrente con la mayor cantidad de procesos electorales. La revocación de mandato, su plebiscito revocatorio es un peldaño más de su andamiaje autoritario en ruta alineado de los modelos como Bolivia, Ecuador, Venezuela, la revocación de mandato y la consulta popular en los tiempos de un gobierno con tufo autoritario provoca más miedo que confianza, más incertidumbre que entusiasmo, más inestabilidad para un país atrapado en la parálisis de la desconfianza”.

Pero los de Morena respondieron de inmediato en voz del senador Ricardo Monreal.

“Nada más alejado de la realidad lo que aquí en una intervención escuche, que es un proceso de reelección encubierta. Aceptamos en el grupo mayoritario que no fuera el Presidente de la República quien solicitara la revocación de mandato. Y un tercer elemento que aceptamos, que lo organizara el Instituto Nacional Electoral. Este instrumento jurídico, constitucional que estamos ahora creando, es clave para el futuro del país, es fundamental, nueve artículos de la Constitución se están modificando, nueve artículos de la Constitución para darle paso a un reclamo ciudadano que en el pasado ha sido recurrente”.

El debate sobre el tema se llevó más siete horas. El documento se regresó a la Cámara de Diputados para los efectos constitucionales correspondientes.

MÁS NOTICIAS