Martí Batres
06 enero, 2020
José Ángel Gallegos
Politica - Notas
Compartir

Va Martí Batres contra venta de frituras y golosinas en las escuelas

Cooperativas escolares deberán ofrecer alimentos “culturalmente adecuados a la comunidad educativa” e incluir frutas y verduras.

Cd. de México.- Para el senador Martí Batres, las garnachas y las frituras que se venden afuera de las escuelas son el nuevo enemigo de la 4T y por eso anunció que presentará este miércoles una iniciativa para prohibir que se vendan alimentos de bajo valor nutricional.

  Planteó una reforma al artículo 75 de la Ley General de Educación, a fin de que los alimentos que se venden tanto al interior como afuera de las escuelas cumplan los criterios nutrimentales y normas oficiales de la Secretaría de Salud. Y es que el senador advirtió que México es líder en obesidad infantil donde el 34 por ciento de la niñez y el 35 por ciento de la adolescencia se encuentran en esta situación.

Propuso que “las autoridades educativas promoverán ante las autoridades correspondientes, sean federales, del Estado, del municipio o de la alcaldía la prohibición de la venta de alimentos con bajo valor nutritivo y alto contenido calórico en las inmediaciones de los planteles escolares. Estas autoridades fomentarán el expendio de alimentos y bebidas saludables, de preferencia producidos en el barrio, vecindad o región de cada plantel”.

Además, indicó que las cooperativas, que funcionan con la participación de la comunidad educativa, tendrán la obligación de seguir los criterios nutrimentales y normas oficiales mexicanas de la secretaría de salud y “fomentar estilos de vida saludables en la alimentación de los educandos y su operación será con apego a los lineamientos que establezca la secretaría y a las demás disposiciones aplicables”.

La Secretaría de Educación deberá, por su parte, garantizar los apoyos necesarios para que las cooperativas cumplan con sus obligaciones y para que en éstas se distribuyan los productos del barrio, vecindad o región de cada plantel que “sean culturalmente adecuados a la comunidad educativa”, y que incluyan la comercialización de frutas y verduras.

El morenista lamentó que muchas veces los alimentos que se ofrecen a los estudiantes son de baja calidad.

MÁS NOTICIAS