#DocuFIA

El poder de los hongos sagrados

Leer más

“Los niños santos": El uso de hongos alucinógenos en Huautla, Oaxaca

El poder de los hongos sagrados

María Sabina es la chamana pionera en el uso de los hongos alucinógenos en Huautla, Oaxaca, y hoy en día, los originarios buscan que su enseñanza perdure.

Un oasis en medio del desierto que ha sobrevivido a lo largo de los años: Las Playitas de Cuatro Ciénegas

Los colores vibrantes de las aguas de “Las Playitas”, que cambian de verde a azul dependiendo de la luz, nos remonta a la historia geológica de la región.

Por: Ignacio Nuñez y Ollinka Méndez

En el corazón del desierto de Coahuila, México, se esconde un tesoro natural único: Las Playitas de Cuatro Ciénegas. Lejos de ser un mar, un lago o una laguna, es una enorme poza de aguas cristalinas que parecen sacadas de una pecera.

Con una profundidad de hasta 6 metros, sus aguas permiten ver el fondo con una claridad impresionante, revelando un ecosistema fascinante habitado por una gran variedad de especies endémicas. Entre ellas, se encuentran la mojarra de Cuatro Ciénegas, con sus franjas oscuras sobre un tono grisáceo, y la tortuga de bisagra, que se distingue por su protuberancia frontal más pronunciada en los machos durante la época de reproducción.

La carpa japonesa, especie invasora que puso en peligro a Las Playitas

Desafortunadamente, la belleza de Las Playitas se vio amenazada en el pasado por la introducción de una especie invasora: la carpa japonesa. Este depredador voraz atacó a las poblaciones de peces y tortugas, llevando a la extinción de algunas de ellas.

A pesar de este evento trágico, Las Playitas aún albergan una gran riqueza natural. Se estima que en la región habitan más de 40 especies endémicas, incluyendo 9 reptiles, 10 peces, 13 crustáceos y 4 megacrustáceos. Estas especies se encuentran distribuidas en más de 200 pozas diseminadas por toda la Ciénega, muchas de ellas aun sin explorar y lejos del alcance del turismo.

Los colores vibrantes de las aguas, que cambian de verde a azul dependiendo de la luz, nos remonta a la historia geológica de la región. Hace 60 millones de años, este lugar era parte del Mar de Tetis, dejando atrás un legado de belleza natural que hoy podemos admirar.

Las Playitas de Cuatro Ciénegas son un oasis en medio del desierto, un refugio de biodiversidad y un testimonio de la capacidad de la naturaleza para recuperarse incluso de las peores amenazas. Un lugar que invita a la contemplación, la exploración y el cuidado del medio ambiente.

Videos

Otras Noticias

×