Pelar alcachofas
08 mayo, 2016
TV Azteca

Alcachofas al ajillo

Receta para preparar unas deliciosas alcachofas al ajillo
Pelar alcachofas

      

Ingredientes:

    

Alcachofas frescas, un kilo

Ajo, 5 ó 6 dientes

Pimienta negra molida

Aceite de oliva

Sal fina

Un par de limones

        

Procedimiento:

    

Compramos un kilo de alcachofas frescas para hacer estos riquísimos aperitivos perfectos para servir en cualquier almuerzo o cena familiar. Cuenta la historia que ya la civilización griega y la romana ya utilizaban la alcachofa, a la que otorgaban efectos afrodisíacos. Posteriormente la alcachofa volvió a tener importancia a partir del siglo XV, cuando se comenzó a cocinar en Italia y su consumo se extendió por diversos países europeos. Una vez tenemos las alcachofas, vamos a limpiarlas quitándoles todas las hojas superficiales y quedándonos sólo con los corazones, que es la parte que vamos a utilizar para nuestra receta.

     

A continuación, vamos a meter los corazones de las alcachofas en un bowl con abundante agua y el jugo de un limón exprimido. De esta manera, mantendremos las alcachofas sin que se pongan negras mientras seguimos preparando la receta. El zumo del limón es un buen antioxidante, por eso lo utilizamos para que las alcachofas no se estropeen. Además, el limón es muy bueno para combatir los resfriados y los dolores de garganta, tiene propiedades muy beneficiosas para nuestra piel e incluso para aliviar los dolores que causan la migraña. Ahora sacamos las alcachofas del agua, las escurrimos y las golpeamos un poco para que se abran por dentro.

        

Ahora vamos a poner a calentar una sartén o perol que sea un poco hondo. Utiliza una sartén antiadherente para evitar que las alcachofas se peguen mientras las salteamos. Las más recomendables son las sartenes de teflón o las de cerámica, unos materiales muy buenos para cocinar, pero que debemos tratar con cuidado para que no se estropeen. Colocamos los corazones de las alcachofas escurridos y los regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen. Los salteamos unos segundos y vertemos agua en el perol hasta que cubramos por completo las alcachofas.

           

Esperamos a que el agua comience a hervir para bajar un poco la intensidad del fuego, entonces tapamos el perol y dejamos que las alcachofas se cuezan durante unos 30 minutos. Este tiempo que indicamos es aproximado, a partir de los 20 minutos debes comprobar cada poco tiempo el estado de las alcachofas para que no se pongan demasiado tiernas. Observa también la cantidad de agua que hay en la olla, las alcachofas deben estar cubiertas por completo. Pasado este tiempo, destapamos, agregamos los dientes de ajo picaditos y echamos una pizca de pimienta y sal. Terminamos de cocinar las alcachofas al ajillo durante unos minutos más.

Te puede interesar
TV AZTECA | PROGRAMAS