El Conjuro 3
02 junio, 2021
TV Azteca
Películas

El Conjuro 3: La historia que sirvió de inspiración para la cinta.

Conoce los pormenores de la creación de ‘El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo’ que se estrenó el día de ayer.

Llega a la pantalla grande una de las películas de terror más esperadas del año: El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo.

Luego de este gran estreno, se prevé que supere las expectativas de las anteriores entregas, aunque mantiene la misma temática que la llevó a ser un rotundo éxito a nivel mundial.

Te puede interesar: Lanzan tráiler oficial de ‘El Conjuro 3: El diablo me hizo hacerlo’.

La historia se enfoca en Ed y Lorraine Warren, dos investigadores estadounidenses que se especializan en fenómenos paranormales, pues gracias a sus grabaciones muchos casos han sido revelados.

Ahora, para esta tercera entrega, el relato está basado en el caso de Arne Cheyenne Johnson, quien en el año de 1981 afirmó que cometió sus crímenes porque se encontraba poseído, argumento que fue llevado ante los tribunales por primera vez en la historia de Estados Unidos.

James Wan, productor de la tercera parte de la saga, aseguró que trabajaron arduamente para que la historia mantuviera su esencia. Además, tuvieron que llevar a cabo una amplia investigación de lo que pasó dentro y fuera de los juzgados, para plasmarlo en la cinta.

El primer homicidio en Brookfield

Esta historia inició cuando Arne Cheyenne Johnson fue arrestado el 16 de febrero de 1981, tenía apenas 19 años. Todo pasó cuando se encontraba caminando sobre la carretera con manchas de sangre en su ropa; sin embargo, a solo 3 kilómetros de donde fue ubicado el joven, estaba el cuerpo de Alan Bono, quien fue asesinado a puñaladas.

Las autoridades estaban sorprendidas por los hechos, el caso tomó importancia en los medios, debido a que se llevó el caso a juicio para explicar lo que había ocurrido, la defensa de Johnson dijo que el acusado estaba poseído por un demonio.

Todo ocurrió cuando Debbie Glatzel, novia de Arne, su hermana Wanda y su prima Mary, fueron invitados a comer a un bar por su casero Alan Bono. Durante el momento en que convivieron, los dos hombres bebieron un poco de más. Al volver al departamento de la pareja, los ánimos se transformaron.

Durante el juicio, David Glatzel, de 11 años, presentó su testimonio y aseguró que había sido poseído por demonios, los cuales fueron expulsados con ayuda de Ed y Lorraine Warren, así como de sacerdotes, pero que una de esas fuerzas demoníacas había encontrado en Johnson un nuevo cuerpo.

También te puede interesar: Las curiosidades más aterradoras sobre la saga de ‘El Conjuro’.

Ahora con el estreno El Conjuro 3: El diablo me obligó a hacerlo, los grandes fans de la saga tendrán un panorama más amplio de lo que pasó en 1981.

Te puede interesar
TV AZTECA | PROGRAMAS