Anne Hathaway
02 noviembre, 2020
TV Azteca
Películas

Las grandes diferencias entre la bruja de Anjelica Huston y la nueva adaptación de Anne Hathaway.

En ‘Las brujas’ del año 1990, el director Nicolas Roeg le dio un tono inusual al cuento con secuencias que causaron varios sustos.

De acuerdo con medios de comunicación de Estados Unidos, Roald Dahl no estaría muy conforme con la nueva versión de su clásica novela infantil: Las brujas, dirigida por Robert Zemeckis.

  Te puede interesar:
Anuncian que se hará una película sobre Juan Gabriel para honrar el legado del inolvidable cantautor.

El año que se estrenó la primera adaptación cinematográfica, fue cuando el novelista murió, por lo que no pudo ver el efecto que la película con Anjelica Huston tuvo en generaciones.

Lo mismo sucedería con Anne Hathaway, pues su universo está compuesto por historias para niños, por lo que el objetivo se cumpliría a la perfección.

Sin embargo, la crítica no ha sido muy buena con la cinta de Octavia Spencer y Stanley Tucci, ya que únicamente ha llegado a algunos países, por lo que su éxito dependerá de su difusión en plataformas streaming.

En Las brujas de 1990, el director Nicolas Roeg le dio un tono inusual al cuento con secuencias que causaron varios sustos, mientras que en la versión de Zemeckis, los colores son chillantes incluyendo el vestuario de los protagonistas.

Lo más criticado de la nueva versión de Las brujas , fue cómo adaptaron a la Gran Bruja, Anne Hathaway, muy a su propio estilo. En la de 1990, la actriz usó más su físico como expresión: las miradas, su manera de caminar, vestidos ceñidos, un ser malévolo que parece analizar todo a cada momento. Cuando se quita el disfraz de humana, tiene una enorme joroba y una nariz gigantesca, así como unos dedos extremadamente largos.

Anne, por su parte, cuenta con una cicatriz que atraviesa las comisuras de su boca, porque al dejarla ver en su forma natural, se abre de oreja a oreja y muestra unos enormes dientes puntiagudos.

Tiene solo tres dedos en la mano y un dedo en el pie, pero a Anjelica no se le hace una toma exacta de sus pies. Anne Hathaway puede levitar y sus brazos, cual víbora, se extienden sin límite hasta alcanzar a su presa, algo que no sucede en la versión noventera.

También te puede interesar:
Patrick Wilson ya está listo para dirigir y protagonizar ‘Insidious 5’: “Estoy honrado y emocionado”.

TV AZTECA | PROGRAMAS