Magnus Carlsen .jpg
24 diciembre 2021 10:12hrs
Azteca Deportes
Otros Deportes

Magnus Carlsen pensaría pronto en el retiro

El experimentado ajedrecista noruego, Magnus Carlsen, pensaría pronto en el retiro. A pesar de haber defendido con éxito su corona, podría dejarla vacante.

La corona mundial de ajedrez podría quedar vacante si el actual depositario, Magnus Carlsen, lleva a cabo su velado propósito de no volver a defender el título si quien se sienta al otro lado del tablero es alguien distinto al iraní Alireza Firouzja, que en 2021 se ha erigido, con 18 años, en la nueva sensación del deporte de las 64 casillas.

“Me ha quedado claro la mayor parte del año que este Campeonato del Mundo debería ser el último. Ya no significa tanto como antes. No he sentido que lo positivo supere a lo negativo”, explicó el campeón.

La experiencia de Dubai, donde aplastó al aspirante ruso Ian Nepomniachtchi a partir de la maratoniana sexta partida (la más larga de la historia en un Mundial: 136 movimientos y casi 8 horas de juego) no resultó, sin embargo, gratificante para Carlsen pese al concluyente marcador final (7,5 a 3,5) que hizo innecesarias las tres últimas partidas previstas.

Carlsen ya tiene la mejor puntuación de la historia (2.882, en mayo de 2014, repetido en agosto de 2019), pero los 2.900 quedan muy lejos, incluso para él. “No parece completamente imposible, pero sé que tengo que estar en la cima de mi juego cada vez que compito. No hay margen de error”, reconoce.

Una vez despachado Nepo, el monarca del ajedrez se permite ahora señalar con el dedo a su adversario. Doblegar al joven pretendiente antes de abandonar la corona constituye, al parecer, el único acicate para Carlsen,. En la era de las imbatibles computadoras encuentra cada vez más aburrido el ajedrez clásico contra los jugadores de elite.

Te podría interesar: Nery Castillo y su vida fuera del futbol

Sugiere cambios


El “match” anterior por el título, contra el estadounidense Fabiano Caruana, entonces número 2 mundial, arrojó un decepcionante balance de 12 tablas en otras tantas partidas a ritmo clásico. La contienda sólo se decidió en las partidas rápidas de desempate, en las que Carlsen infligió un duro castigo a su rival (3-0).

El campeón del mundo sugiere cambiar el ritmo de juego en los mundiales, reduciendo el tiempo disponible para cada jugador, que ahora es de 2 horas para las 40 primeras jugadas, una hora más para las 20 siguientes y 15 minutos más hasta el final de la partida, pero la Federación Internacional (FIDE) no se ha pronunciado sobre la propuesta. En ajedrez gana quien comete el penúltimo error, y con menos tiempo disponible se multiplican los fallos e imprecisiones.

EFE

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Deportes en Google News!