Raiders de Las Vegas
USA TODAY Sports
26 abril, 2021
Pedro Domínguez
Ritual NFL

Las principales necesidades de los Raiders previo al Draft de la NFL

La tercera temporada de Jon Gruden se volvió a quedar corta respecto a las expectativas y ahora tiene mucha presión para dar resultados.

En 2019, los Raiders de Las Vegas lucían como un equipo bien entrenado, que a pesar de estar lejos de competir por algo importante iba en la dirección correcta. En el 2020 pasó todo lo contrario. Retroceso tras retroceso, y los refuerzos con los que contaban para dar el siguiente paso no fueron determinantes. Para este 2021 el coach Gruden enfrenta muchísima presión, la paciencia empieza a mermar y las firmas en agencia libre no fueron precisamente las que levantaron el ánimo de la afición ni las que auguran un cambio radical en el nivel del equipo, por ello dependen fuertemente de lo que puedan conseguir en el Draft, un evento en el que les ha ido muy mal los últimos años.

En el Draft 2021, los Raiders contarán con ocho selecciones para intentar mejorar un equipo que adolece en varias áreas, y la dificultad de todo esto se inclina en la posición en la que eligen. Se puede ver de varias formas: solo escogen una vez dentro de las primeras 45 posiciones o bien, escogen 4 veces en las primeras 80 selecciones. En otras palabras, no tendrán acceso al talento de primera línea, pero sí al de segunda. Este año el margen de error es nulo después de los fiascos que han resultado las generaciones anteriores salvo un par de jugadores.

Te puede interesar: Las principales necesidades de Miami Dolphins previo al Draft

Posiciones que los Raiders deben reforzar con urgencia

EDGE

Un equipo de NFL que produce 26 capturas de quarterback en una temporada es el equivalente a un carro que intenta ganar un Gran Premio de la Fórmula 1 con tres llantas ponchadas. No espanta a nadie, y así fueron los Raiders del 2020. Muy pocas presiones, mucho tiempo a los rivales para lanzar y eso se convierte en yardas en contra. Maxx Crosby tiene potencial de ser un defensivo con 10-12 capturas por año pero necesita ayuda y ese socio no ha sido Clelin Ferrell y tampoco va a ser Yannick Ngakoue. Necesitan a alguien en el Draft que produzca de inmediato.

Tackle ofensivo

¿Por qué la disquera rechazó a Queen?, ¿Por qué Miguel Herrera metió a Javier Aquino en Brasil 2014? hay cosas que nunca vamos a entender por más que intenten explicarlas, así pasó con los Raiders esta agencia libre. La única unidad realmente fuerte que tenían era su línea ofensiva y muy campantes fueron y traspasaron a tres de sus cinco titulares, y quizá a los tres más importantes. El que era su tackle derecho (Kolton Miller) ahora jugará en el lado izquierdo, y eso abre un hueco en la posición diestra, un problema que realmente urge y que deberían intentar solucionar con su primera selección.

Cornerback

Parece ya una tradición hablar de los Raiders en el Draft y su urgencia por reclutar un corner sólido. Trayon Mullen ha cumplido a un nivel satisfactorio, pero fuera de él todo es una incógnita y ese es un lujo que no te puedes dar en una división que tiene a Patrick Mahomes y Justin Herbert. Entiendo que el año pasado reclutaron a Damon Arnette con una selección alta, pero está comprobado que el peor error de un General Manager, con frecuencia es empecinarse con jugadores que no dan la talla.

Te puede interesar: Video: Rob Gronkowski rompe un Récord Guinness con alucinante atrapada

Receptor

Henry Ruggs puede ser un diferenciador. La temporada pasada, en su año de novato, quedó claro que con el balón en sus manos o en rutas profundas es una seria amenaza, pero se perdió varios juegos por lesión y detrás de él no hay muchas garantías, por no decir ninguna. Buscar a un receptor más físico, que pueda disputar y ganar balones divididos sería una buena forma de complementar uno de los peores ataques en cuanto a puntos y yardas por juego.

Derek Carr, quarterback de los Raiders de Oakland
AP
ap

Quarterback
Empecemos por aclarar que Derek Carr es un buen quarterback. Pero uno bueno a secas, eso no alcanza para ganar tu división y si no ganas tu división es muy poco probable que puedas ganar tu conferencia, y aún más difícil ganar un Super Bowl. Carr necesita que absolutamente todo a su alrededor esté en un nivel supremo para brillar. En este momento las cosas no son así en Raiders y no parece que vayan a estar en esa posición pronto. Necesitan alguien que pueda crear jugadas, yardas y pases donde no hay, alguien que juegue sin miedo a ser interceptado. En la primera ronda no lo encontrarán pero después podrían hacerlo en la figura de Davis Mills.

El problema para los Raiders no es solamente tener varias necesidades, sino que su escasez está en las posiciones más importantes de un equipo. Si de este Draft eligen jugadores que eleven el nivel, no quedará más que aplaudirles porque realmente no se ve fácil hacerlo. Si por el contrario, una vez más vuelven a fallar, podría ser el final de la carrera de Mike Mayock como General Manager en Las Vegas, así de importante es este Draft.

Te Recomendamos
VIDEOS