joven daño cardíaco bebida energizante.jpg
Crédito: Pixabay
16 abril, 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Share

Bebida energizante deja en joven daños cardiacos y renales

Un joven de 21 años resultó con daños cardiovasculares potenciales, luego de consumir dos litros diarios de bebida energizante por dos años.

Un estudio médico revisó el caso de un joven de 21 años que ingresó a una unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital de Londres (Reino Unido), luego de sufrir una insuficiencia cardiaca “grave”, tras tomar dos litros diarios de una bebida energizante; el caso fue publicado por la revista BMJ Case Reports.

Dificultad para respirar, temblores, palpitaciones cardíacas, pérdida de peso y un evidente deterioro de su salud durante varios meses fueron algunos de los “síntomas” que presentó el joven por varios meses. Además, padeció fuertes migrañas y problemas de concentración, esto lo obligó a suspender sus estudios universitarios.

Te puede interesar:Madonna sorprende por su rostro completamente rejuvenecido

Cuando los médicos realizaron exámenes, el joven, quien también era exfumador, negó el consumo de drogas ilícitas o alcohol en exceso.

Sin embargo, admitió que en los últimos dos años bebió alrededor de cuatro latas de medio litro de una bebida energizante al día.

De acuerdo con el estudio, un envase de dicha bebida contiene aproximadamente 160 miligramos de cafeína, lo que significa que consumía unos 640 miligramos diarios de esa sustancia.

Los médicos determinaron que tenía un corazón “gravemente deteriorado” y que padecía de insuficiencia renal. Si bien los especialistas creen que el problema en sus riñones puede estar relacionado con otra afectación previa, sospecha que el problema de insuficiencia cardiaca “grave”, se relaciona con su consumo constante de estas bebidas.

Bebida energizante provocó los daños en corazón y riñones

Aunque los doctores pensaron en un trasplante necesario de corazón y riñón, no se requirió llegar a esta intervención, pues gracias a un tratamiento farmacológico y reduciendo el consumo de bebidas energéticas, pudo ser dado de alta después de 58 días.

El joven de 21 años comentó que fue una experiencia de vida complicada porque mientras estaba hospitalizado padecía de problemas de memoria, insomnio, ansiedad y depresión.

“Creo que debería haber más conciencia sobre las bebidas energéticas y el efecto de su contenido”, comentó el paciente.

Mientras que para los autores del estudio “este caso destaca aún más los peligros cardiovasculares potenciales de las bebidas energéticas en personas susceptibles”.

MÁS NOTICIAS