epoca de jacarandas cdmx calles morado (1).jpg
12 marzo, 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

CDMX de morado: Jacarandas anuncian llegada de la primavera

Como cada año, las jacarandas pintan de morado las calles de la Ciudad de México, aquí te contamos algunos datos curiosos de nuestros “cerezos japoneses”.

Desde los primeros días del mes de marzo, las calles de la Ciudad de México se comenzaron a pintar de morado gracias a las jacarandas que comenzaron a florecer, una señal de que la primavera está muy cerca.

Las jacarandas pertenecen a la familia de las bignoniáceas, la cual está conformada por al menos 600 especies de distintos árboles, arbustos, lianas y hasta un par de hierbas, las cuales abundan en las zonas tropicales de Sudamérica.

Casi todas sus especies se caracterizan por tener flores muy vistosas y con forma de campana. Además de las jacarandas, esta familia tiene otros árboles llamativos como el guayacán amarillo, el tecoma, la bignonia rosada, o el jazmín de Virginia

Así como en la Ciudad de México, el guayacán amarillo se encarga de pintar las calles de Jalisco Tamaulipas, Sonora, Nayarit, Puebla, Colima, Veracruz, Morelos, Oaxaca y Chiapas.

Las jacarandas pueden medir hasta 20 metros de alto, tienen un tronco torcido y ramificado que da vida a una copa con forma de paraguas. Sus hojas parecen plumas y sus flores, aunque son pequeñas, llaman la atención por su color y porque crecen en forma de racimos apretados. Estas flores, en forma de campana, pueden medir hasta cinco centímetros.

Sus frutos también son muy conocidos, ya que tienen forma de castañuelas y son aladas, por lo que les es fácil moverse con el viento.

De acuerdo con laComisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, el nombre jacarandá proviene del guaraní y para algunos significa “fragante” y para otros puede significar “madera fuerte”.

¿De dónde son originarias la jacarandas?

Las jacarandas, que forman parte cada año del paisaje urbano de la Ciudad de México, son árboles originarios de las zonas húmedas de la región del Gran Chaco en Bolivia, Argentina Paraguay y Brasil.

¿Cómo llegaron las jacarandas a la CDMX?

Y aunque no se sabe con exactitud cómo llegaron a la Ciudad de México, hay algunas teorías al respecto.

La más popular se relaciona con el jardinero japonés Tatsugoro Matsumoto, quien tenía como misión hacer lucir los jardines residenciales de la Roma y la Condesa y como ya había trabajado con estos árboles en Brasil, fue la especie que incluyó en su planeación.

Matsumoto fue el encargado de realizar jardines y parques en toda la capital del país; además, realizó los arreglos florales para la residencia oficial y del Bosque de Chapultepec, como una de las órdenes del expresidente Porfirio Díaz.

Otra teoría dice que Plutarco Elías Calles viajó a Washington y quedó enamorado de los árboles de cerezo que el gobierno japonés había regalado a esa ciudad, por lo que pidió al entonces presidente Pascual Ortiz Rubio solicitar el mismo regalo. Sin embargo, por las condiciones climáticas y el tipo de suelo, eso no era posible, así que esa obsesión los llevó a las jacarandas.

La tercera versión dice que todo se lo agradecemos al ingeniero Miguel Ángel de Quevedo, quien creó los Viveros de Coyoacán. Se dice que conoció estos árboles en Veracruz y que de ahí los trajo a la Ciudad de México para plantarlas en Paseo de la Reforma, Parque México, la Alameda, las colonias Narvarte y Del Valle, Coyoacán y Mixcoac.

Los beneficios de tener jacarandas

Las jacarandas son árboles que necesitan de mucho Sol directo, además, pueden crecer en diversos tipos de suelo, ya que sus raíces se adaptan a todo.

Un estudio de la Universidad de Sevilla destacó que las jacarandas son una de las especies de árboles que absorben grandes cantidades de CO2. En una calle de 100 metros y con diez de estos árboles, la jacaranda absorbería el CO2 de mil 405 autos al día.

Calles de la CDMX se colorean con las jacarandas

MÁS NOTICIAS