hipopotamo ines zoologico san juan aragon
Twitter @SEDEMA_CDMX
03 enero 2022
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Muere la hipopótamo Inés en el Zoológico San Juan de Aragón

La hembra de hipopótamo llamada Inés, falleció hoy en la madrugada. Era la más viejita del Zoológico de San Juan de Aragón.

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México (CDMX), informó que murió Inés, una hembra de hipopótamo que habitaba en el Zoológico de San Juan de Aragón.

A través de la Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre, la Sedema mencionó que esta era una de los ejemplares más longevos del Zoológico, pero lamentablemente falleció la madrugada del 3 de enero de 2022.

“Lamentamos informar que nuestra querida Inés, la hembra de hipopótamo más viejita del Zoológico de San Juan de Aragón falleció hoy en la madrugada. Hasta siempre, Inés”, explicaron en una publicación en Twitter.

La muerte de la hipopótamo, Inés ocurre semanas después del fallecimiento del bisonte , La Diabla y de ‘Toto´, el icónico orangután del Zoológico de Chapultepec.

Inés, la hipopótamo más longeva del Zoológico San Juan de Aragón

La hembra hipopótamo, Inés era considerada de edad avanzada para su especie, ya que los de su tipo en la vida silvestre llegan a vivir hasta 30 años, pero con los cuidados del Zoológico San Juan de Aragón la hembra vivió más de 50 años.

Eso quiere decir que la hipopótamo vivió 20 años más que la esperanza de vida en esta especie, convirtiéndose en un ejemplar geriátrico que presentaba algunos padecimientos relacionados a su avanzada edad.

En el comunicado indicaron que Inés fue diagnosticada con problemas en articulaciones y en piel, por lo que recibía tratamiento y sus cuidadores y médicos veterinarios le proporcionaban cuidados especiales permanentes.

Además, la hipopótamo tenía una alimentación específica que consistía en una mezcla de alfalfa achicalada picada para que se le facilitara su ingestión, avena en hojuela, concentrado (pellets) para herbívoros silvestres, salvado de trigo, grenetina y melaza (para darle un sabor dulce).

Sin embargo, desde el 2 de enero, Inés tenía problemas para desplazarse en su albergue, por lo que fue alimentada directamente en la boca y se le administró un tratamiento, pero a pesar de los esfuerzos del personal médico veterinario la hipopótamo falleció este día.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS