personas transgenero
14 abril 2020 10:04hrs
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Colombianas transgénero son castigadas por su tribu

Cuando Maria tenía sólo 13 años, los líderes de su tribu en la selva colombiana la castigaron.

Santuario, Colombia.- Cuando Maria tenía sólo 13 años, los líderes de su tribu en la selva colombiana le colocaron una trampa de madera durante tres días como castigo. Su único crimen: ser un niño que quería ser niña. 

“Lloré mucho. Los trozos de madera son duros y duelen, tenía fuertes calambres en las piernas, dijo Maria. 


Maria, ahora de 18 años, trabaja como recolectora de café en las verdes colinas de Risaralda en el occidente de Colombia, donde cientos de indígenas de su tribu encontraron refugio luego de haber sido forzados a huir de sus tierras ancestrales. 

A pesar de todo, la aldea de la colina de Santuario donde vive con su padre se ha convertido en un refugio para el creciente número de personas de su tribu que se han identificado como mujeres transgénero. 

Los residentes de esta conservadora comunidad eclesial las conocen como los “niños que se disfrazan”. Ellas, pasan sus días libres en la frondosa plaza de la aldea a la sombra de la iglesia, con coloridos vestidos plisados, faldas y comiendo helado. 

La mayor parte de su salario semanal de aproximadamente 35 dólares lo destinan a maquillaje e inyecciones de hormonas. 

“Aquí soy libre. Puedo usar la ropa que me gusta. Nadie nos molesta”, dijo la prima de Maria, Claudia Correa, a quien también castigaron por vestirse como mujer. 

“No quería volver a ser un niño cuando tenía ocho años. No sé por qué", dijo Correa, luciendo un vestido verde tradicional y un collar de cuentas. 

Todavía no está claro por qué esta tribu en particular parece tener una incidencia tan alta de mujeres transgénero, aunque los expertos citan la creciente exposición de los jóvenes a las influencias externas. 

El padre de Maria, Ramiro, que vive con ella en un piso alquilado en mal estado de la ciudad, dijo que el fenómeno parecía haber crecido como una bola de nieve en los últimos años. “Comenzó hace más de cinco años con un disfraz de mujer y luego otros siguieron”, agregó.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS