ola
14 abril 2020 10:04hrs
Notimex
Internacional - Notas
Compartir

Informático sueco denuncia secuestro del gobierno ecuatoriano

“Pero tal vez yo, siendo un mártir, secuestrado por el gobierno de Ecuador, sirva para iniciar discusiones, llamar la atención y abrir nuevas formas de lucha”, denunció.

27 de abril.- El programador sueco Ola Bini, detenido en territorio ecuatoriano desde el pasado 11 de abril, dijo estar “secuestrado por el gobierno de Ecuador” y confió en que su caso “sirva para iniciar discusiones, llamar la atención y abrir nuevas formas de lucha”. 

En una carta enviada desde el Centro de Detención Provisional El Inca, en Quito, y divulgada por el diario digital Ecuadorinmediato, el informático sueco habló sobre las condiciones de su reclusión y se planteó cuestiones sobre la responsabilidad de tratar de hacer algo importante en la vida. 

El experto en seguridad cibernética y residente en Ecuador fue detenido el pasado 11 de abril por las autoridades ecuatorianas, por presuntos vínculos con una red de espionaje relacionada con WikiLeaks, el mismo día que Ecuador suspendió el asilo de Julian Assange y permitió que fuera arrestado en Londres. Binis, de 36 años, ha sostenido que no hay ninguna prueba en su contra sobre los supuestos vínculos con el fundador de WikiLeaks, mientras que sus padres Dag Gustafsson y Görel Bini Gustafsson, han pedido la intervención del Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia. 

En su misiva, Bini describe que le fueron retirados los focos de su celda, carece de libros, televisor o acceso a noticias, y que sale al patio cinco horas a la semana y los sábados puede recibir máximo dos visitantes por un lapso de tres horas. 

El informático sueco indica que la pregunta: "¿Qué es lo más importante que puedes hacer?”, que le planteó un amigo, es una guía en su vida, tras reconocer que ha sido una persona con muchos privilegios, lo que significa tener responsabilidades. 

“Todavía no estoy seguro de la respuesta. Obviamente no soy muy productivo aquí sentado. Pero tal vez yo, siendo un mártir, secuestrado por el gobierno de Ecuador, sirva para iniciar discusiones, llamar la atención y abrir nuevas formas de lucha. Tal vez sirva para despertar a algunas personas”, abundó.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS