ONU Rusia
10 agosto, 2018
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Rusia debe detener la tortura, procesar a carceleros: ONU

Rusia debe detener la frecuente tortura de detenidos y procesar a los perpetradores, dijeron investigadores de derechos humanos de Naciones Unidas.

Ginebra, Suiza.- Rusia debe detener la frecuente tortura de detenidos y procesar a los perpetradores, entre ellos unos guardias de prisión captados en videos golpeando a un detenido, en un hecho que provocó indignación pública, dijeron investigadores de derechos humanos de Naciones Unidas.

En una medida inusual, el Comité contra la Tortura de la ONU pidió a las autoridades rusas que vuelvan a informar en un año sobre el emblemático caso de los guardias que golpearon con porras a Yevgeny Makarov y sobre el acoso de activistas y periodistas.

El diario Novaya Gazeta publicó el mes pasado el clip de 10 minutos y dijo que el incidente ocurrió en junio de 2017 en una prisión en la ciudad de Yaroslavl, al noreste de Moscú.

El panel expresó preocupación de que en este caso, la “vigilancia de video mostró ser ineficiente para prevenir actos de tortura, que la grabación de video fue reprimida por los funcionarios durante casi un año y que la investigación comenzó recién cuando el documento fue filtrado a los medios y atrajo una atención más amplia”.

El viceministro de Justicia ruso, Mikhail Galperin, quien lideró un análisis de dos días de la grabación, dijo que las autoridades procesarán a los guardias. Esto podría convertirse en “una señal muy clara de lo inaceptable de la tortura”.

Diecisiete funcionarios han sido removidos de sus empleos en conexión con el caso, cinco de los cuales han sido arrestados, mientras una sexta detención está siendo evaluada, afirmó.

El panel de la ONU, integrado por 10 expertos independientes, llamó a las autoridades rusas a proteger de potenciales represalias a Makarov y a su abogada Irina Biryukova, quien ha huido del país.

Rusia debe “combatir la impunidad relativa a la tortura y a los casos de maltrato, asegurando que funcionarios gubernamentales de alto nivel afirmen pública e inequívocamente que la tortura no será tolerada”, dijo en sus conclusiones.

Unas 600 mil personas están detenidas en casi mil prisiones y centros de detención a lo largo de Rusia y unas 4 mil muertes por variadas causas se registran cada año.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS