03 febrero, 2020
Notimex
Internacional - Notas
Compartir

70 mil estadounidenses murieron de sobredosis en 2017: Casa Blanca

A través de un proyecto las autoridades pretenden reducir en un 15 por ciento las muertes y la tasa de consumo entre jóvenes para 2022

Cerca de 70 mil 200 estadounidenses murieron por sobredosis de drogas en 2017 y en 47 mil 500 de esos casos estuvo involucrado un opioide, aseguró la Oficina para la Política Nacional de Control de Drogas (ONCDP, por su siglas en inglés) de la Casa Blanca.

Jim Carroll, director de la ONCDP, presentó hoy la Estrategia Nacional para el Control de Drogas de la administración Trump, que se basa en tres ejes: educación preventiva, atención médica para personas adictas y reducción “agresiva” de la disponibilidad de sustancias en Estados Unidos.

El plan pretende reducir en un 15 por ciento tanto las muertes por sobredosis como la tasa de consumo entre personas jóvenes para 2022 e incrementar los tratamientos médicos especializados para alcanzar una cobertura del 100 por ciento entre consumidores de opioides en el mismo año,

Además, tiene el fin de aumentar en 10 por ciento la planta laboral del sistema federal de salud facultada para administrar, prescribir y distribuir buprenorfina entre esos pacientes.

Además, el plan pretende para 2022 reducir en un 42 por ciento la producción de cocaína en Colombia y en 25 por ciento la producción de heroína en México, así como combatir la venta ilegal de drogas por internet en EUA.

Los traficantes de drogas siguen buscando ampliar su base de consumidores mediante la introducción de nuevas sustancias y la reducción de riesgos para su cadena de suministro, por lo que hallan nuevos métodos de encubrimiento al ingreso de sus productos en EUA, asevera el texto de la estrategia de la ONCDP.

Las drogas sintéticas permiten reducir los costos de producción, mientras que la dark web otorga anonimato a operaciones de compra-venta que, además, se hacen con criptomonedas, por lo que los traficantes de drogas han incorporado estas estrategias a su mercado, añade el plan.

El objetivo central del proyecto es “construir una sociedad libre de drogas, más fuerte y más sana hoy y en los años por venir mediante la reducción drástica del número de estadounidenses que pierden sus vidas en la actual crisis de adicción”, compartió la Casa Blanca.

MÁS NOTICIAS