fukushima-japon-agua-tratada.jpg
Crédito: Reuters
13 abril, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Japón verterá al mar agua tratada en la planta de Fukushima

El gobierno japonés aprobó verter al mar más de un millón de toneladas de agua tratada almacenada en la central nuclear de Fukushima, afectada tras el sismo y tsunami de 2011.

Japón aprobó este martes que verterá al Pacífico, gradualmente, más de un millón de toneladas de agua tratada almacenada en la central nuclear de Fukushima, afectada gravemente por el sismo y tsunami que azotó la localidad en marzo de 2011.

Esta controversial aprobación llega dos años después de que iniciara el debate, con los vecinos del país nipón, China y Corea del Sur, como principales opositores de esta medida, además de organizaciones ambientalistas y el sector pesquero local.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, fue el encargado de dar a conocer esta información, asegurando que “se tomarán absolutamente todas las medidas para garantizar la seguridad del agua tratada y atajar toda la desinformación”.

El gobierno japonés llegó a la conclusión de que el vertido del agua tratada es la solución más viable a este problema, y que, pese al rechazo que genera, no representa peligro para el medioambiente o al ser humano.

La operadora de la planta, Tokyo Electric Power (TEPCO), además de la agencia reguladora internacional del sector nuclear, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y autoridades locales realizaron estudios sobre el impacto de esta decisión, descartando toda clase de riesgos a las actividades humanas cotidianas.

“Sobre la base de un cumplimiento estricto de los estándares reguladores que se han establecido, optamos por el vertido oceánico”, informó el gobierno japonés a través de un comunicado. Autoridades japonesas volverán a reunirse la próxima semana para precisar con exactitud los detalles de este plan.

¿Qué genero este problema?

El agua con contaminantes nucleares es uno de los principales problemas que dejó el terremoto de 9 grados y el tsunami de 15 metros de altura que golpearon la central de Fukushima Daiichi el 11 de marzo de 2011, lo que resultó en uno de los peores desastres nucleares de la historia.

En aquella ocasión, el sistema eléctrico de la planta se desactivó, tres reactores sufrieron fusiones y uno resultó dañado por las explosiones de hidrógeno.

El agua contaminada con residuos nucleares es el resultado de la mezcla que se utiliza para enfriar los reactores con la que se filtra del subsuelo, procedente de lluvias y canales acuíferos subterráneos. La planta cuenta con un sistema de procesamiento que elimina la mayor parte de los elementos radiactivos peligrosos, con excepción del tritio, un isótopo de hidrógeno presente de manera natural en el medioambiente, aunque en concentraciones menores.

Te puede interesar: Vacuna Pfizer contra Covid-19 reduce mortalidad en 98%

¿Cuándo iniciará el vertido del agua?

El gobierno japonés prevé iniciar con el plan en dos años y tardará décadas en completarse. Antes de vertirla al océano Pacífico, el agua volverá a procesarse para eliminar los isótopos radiactivos y se diluirá hasta alcanzar los estándares internacionales.

Actualmente, TEPCO almacena cerca de 1.22 millones de metros cúbicos de agua contaminada que ya fue procesada. Estos tanques pueden almacenar hasta 1.37 millones de metros cúbicos en la central de Fukushima Daiichi. Cada tanque puede almacenar entre mil y mil 200 tonealadas de agua y tarda entre siete y diez días en llenarse.

La propuesta de arrojar el agua al mar comenzó a analizarse en 2019, pero tardó en darse un veredicto final por las protestas del sector pesquero de la región, famoso por la calidad de sus pescados y mariscos.

China y Corea del Sur también han protestado, afirmando que esta decisión pone en riesgo la integridad de sus poblaciones costeras.

Los vecinos reclaman

Una vez que el gobierno de Japón dio a conocer su resolución, en Seúl, Corea del Sur, se convocó a una reunión de emergencia para examinar las consecuencias que esta decisión podría traer.

El gobierno surcoreano emitió un comunicado en el que afirmaron “su oposición tajante” al vertido, posición que respaldó Taiwán. China ya había expresado su negativa a la medida desde hace unos días.

Además, la organización ecologista Greenpeace también expresó su rechazo a la decisión: “esta decisión hace caso omiso a los derechos humanos y al derecho marítimo internacional”.

Japón se defiende señalando que se ajustará a las medidas de seguridad internacionales, además de que añade que esta práctica es habitual en la industria nuclear.

Te puede interesar: Balacera en Ecatepec deja 4 muertos y 2 heridos

MÁS NOTICIAS