globos Reyes Magos medio ambiente
Twitter @pixsport
29 diciembre 2022
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Globos con cartas para Reyes Magos: ¿Cómo dañan el medio ambiente?

Semarnat explicó que las cartas para los Reyes Magos que se envían en globos causan daños en el medio ambiente, como la muerte de animales.

Mientras los Reyes Magos se alistan para entregar juguetes, los niños escriben cartas para enlistar sus peticiones y cuando están listas, las envían en globos; sin embargo, esta práctica es dañina para el medio ambiente.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) explicó que durante muchos años, los niños dejaban las cartas en un zapato, al lado del árbol de Navidad, cada 5 de enero.

Al día siguiente encontraban juguetes, ropa y otros objetos que pidieron en las cartitas; sin embargo, hace aproximadamente una década “se adoptó la costumbre antiecológica” de hacer las peticiones de otra manera: en globos.

Los globos se sueltan con hilos y otros plásticos con la intención de que lleguen a los Reyes Magos , pero esta “acción divertida” causa graves daños en el medio ambiente, añadió Semarnat.

De acuerdo con un artículo de la revista Nature, citado por Semarnat, las aves marinas tienen 32 probabilidades más de morir por ingerir los globos y otro tipo de plásticos que llegan a los océanos.

Aunque los globos representan solo el dos por ciento de todos los plásticos ingeridos por las aves marinas, son responsables del 42 por ciento de las muertes relacionadas con el plástico.

La dependencia detalló que estos objetos utilizados en las celebraciones de Reyes Magos dañan el medio ambiente porque en su fabricación se utilizan materiales como el tereftalato de polietileno (PET), de poliamida o de látex.

Los globos de poliamida o metálicos tienen una mayor ligereza, se pueden inflar con aire pero generalmente se utiliza helio, lo que ayuda a que se desplacen hasta tres mil kilómetros en un día y puedan cruzar océanos o continentes.

Muerte de animales acuáticos y otros daños en el medio ambiente

“¿Qué pasa después? ¿Desaparecen así nada más? ¿Mágicamente se pierden en el cielo?”, cuestionó Semarnat sobre los globos, que pueden lucir “verdaderamente atractivos” pero que en realidad afectan el medio ambiente.

Los globos de poliuretano en los que se envían las cartas tardan hasta 450 años en degradarse, mientras que uno de látex lo hace en cinco meses, “pero al contener químicos dañan suelos o agua”.

Estos objetos, populares el Día de los Reyes Magos, pueden caer a miles de kilómetros de distancia del punto donde se soltaron, por lo que llegan a obstaculizar la ruta de vuelo de las aves, cuando sus patas se enredan en los hilos con que un globo se sujeta.

La mayor superficie del planeta es agua, por lo que es muy fácil que los globos caigan en alguna laguna, lago, río o mar, lo que daña a los peces, tortugas o mamíferos acuáticos.

Los animales comen los globos al confundirlos con algas, medusas, peces u otros alimentos, lo que deriva en su muerte por asfixia, o por inanición, porque se obstruye su tracto digestivo.

En el caso de los globos que llegan a los suelos, liberan sustancias tóxicas durante el tiempo que tardan en degradarse, y al descomponerse en micropartículas se infiltran hasta llegar al mar.

Para evitar que los niños envíen sus cartas de esta manera, el Palacio Postal abrió sus puertas para que hagan sus peticiones a los Reyes Magos desde este emblemático edificio de la Ciudad de México y sin dejar daños en el medio ambiente.

El Palacio de los Deseos , como se le nombró para esta fecha, está abierto de lunes a domingo de 10:00 a 16:00 horas, excepto los días 31 de diciembre y 1 de enero.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS